10 preguntas que debes hacer si piensas ingresar a tu familiar en una residencia


En la vida llegan a presentarse dilemas que ponen a prueba a las personas en todos los sentidos. Entonces, deben tomarse decisiones que requieren de un tiempo importante de reflexión. Lo que hablaremos en esta ocasión tiene que ver con eso.

Encomendar a un ser querido al cuidado de otra persona o institución es una decisión que no debe tomarse a la ligera.

Hay muchas variables que deben tomarse en cuenta para tomar una decisión informada, pero sobre todo consensuada. Por ello, aquí algunas preguntas que serán clave en todo este proceso.

Determinadas situaciones de la vida hacen que algunas familias consideren que un ser querido pase sus días en un hogar especializado. Son centros de atención que cuentan con la infraestructura y atención suficientes para ofrecer calidad de vida a los inquilinos.

El grado de dependencia es clave para decidir qué hacer, pero antes pregúntate lo siguiente:

  • ¿Tu ser querido quiere? Esto es lo más importante a considerar. Tu adulto tiene derecho a decidir si quiere o no estar en un lugar así. Su decisión es el punto de partida, por lo cual no se le debe convencer, condicionar ni presionar. Después de todo, estamos hablando de SU vida.
  • ¿Tu ser querido puede? Hay que tomar en cuenta si tu adulto cuenta con las condiciones físicas, intelectuales y sociales para estar en un lugar así. Lo que menos deseamos es que pase los días en un sitio que le resulta hostil.
  • ¿La familia quiere y puede? Esta suele ser una decisión muy difícil que se acompaña de todo tipo de sentimientos: culpa, tristeza, frustración e impotencia, entre otras. Poner las cosas en claro pondrá a los involucrados en el mismo canal.

10 preguntas para los responsables de la residencia para ancianos

1. ¿Cuáles son los costos, qué incluye y qué no incluye?

Es el mejor punto de partida para evitar sorpresas. Claramente, la aportación que se hace cubre algunos aspectos, mientras otros quedarán fuera. Se vale preguntar todo en este sentido, respecto a si hay cuotas adicionales y cada cuándo suben.

También saber si cuéntan con sus propias camas, colchones, ropa de cama o accesorios para el cuidado, para saber si hay que llevarlos o si el lugar ya provee todo lo necesario.

Aquí viene algo igual de importante: ¿A la familia les alcanza para costear algo así? Podría ser que el paciente quiere y puede, pero ¿qué pasaría si la factura se les sale de las manos? Revisen si su actual seguro cubre estas variables. Un presupuesto será la clave.

2. ¿Cuál es la trayectoria del lugar y cuánta experiencia tienen?

Al no estar bajo tu cuidado, seguro querrás saber todo sobre el lugar donde tu ser querido se encontrará. Se vale preguntar todo sobre atención médica general, supervisión, enfermería, seguridad general y actividades recreativas. Siempre será preferible un lugar cercano a la casa de los familiares, para tener mayor facilidad al visitar o ante alguna emergencia.

Habrá que revisar si al contratar hay una especie de contrato que especifique a qué se obliga la institución y en qué aspectos se deslinda. Piénsalo mucho en función de las necesidades de tu ser querido, así como si el lugar ha tenido algún problema legal o infracciones.

3. ¿Podemos conocer a fondo las instalaciones?

Un hogar para adultos mayores debe ser mucho más que un espacio con camas para descansar. La atención a todos los detalles es más que necesaria.

Rampas, extintores, accesos, escalones, cámaras de seguridad, capacitación al personal y a los residentes sobre qué hacer en caso de temblor o incendio, funcionamiento en general y hasta qué tan segura es la zona.

Si te es posible, entra (con permiso) a alguna habitación al azar sólo para saber cómo realmente está el lugar, la temperatura, el baño y aclara si tu adulto estará o no en una habitación individual.

4. ¿Podemos interactuar con algunos residentes y conocer el entorno?

Una cosa son las instalaciones y otra el ambiente del lugar. Hay que preguntar los horarios de visita, las restricciones y sobre todo ver cómo el personal trata a los residentes, si son amigables y respetuosos e incluso si les llaman por su nombre.

Hay que poner atención a la imagen de los residentes: ¿lucen felices? Observa e incluso si se te permite platica con ellos. Observa si lucen limpios y vestidos cómodamente. Conoce si el resto del mobiliario luce limpio y agradable.

5. ¿Qué tanto pueden cubrir las necesidades de mi ser querido?

Las necesidades de cada adulto mayor son únicas. Habrá quienes requieran asistencia para levantarse de la cama, otros para caminar, tomar sus medicamentos o incluso para ir al baño o ducharse. Las preguntas al respecto son bienvenidas.

Asistencia y cambio postural en pacientes postrados ¿Cómo hacer?

De hecho, algunos adultos requieren de una asistencia específica, como problemas del habla, demencia, fisioterapia y citas médicas.

6. ¿Cómo eligen a su personal?

Las instituciones de este tipo (y de hecho todas) deben tomarse muy en serio sus criterios de contratación. Pregunta cómo son reclutados, si investigan sus antecedentes y hasta si son evaluados con pruebas psicométricas.

Al darte una vuelta por las instalaciones también puedes preguntar si existe personal específico para ciertos residentes y cuál es el promedio de personal de acuerdo con el número de adultos mayores.

7. ¿Cómo es el sistema de comidas y en qué consiste?

Para algunos adultos mayores, el tema de la alimentación requiere de una atención especial. Pregunta por el menú, pero sobre todo los ingredientes que se utilizan. Se vale ir a visitar el comedor y la cocina para ver de primera mano la higiene que se tiene en la práctica.

Guía para ayudar a alimentarse a un adulto con problemas de deglución

Investiga los horarios de servicio, cuántas comidas son al día, si hay opciones de platillos y particularmente si se adaptan o no a las dietas que los médicos hayan prescrito para algún o algunos residentes en particular. Por ejemplo, si tu adulto requiere ayuda para comer, pregunta si el lugar cuenta con personal para ello.

8. ¿Podemos tener un periodo a prueba?

Claramente, no se puede tomar una decisión definitiva si antes una demostración. Primero hay que ver cómo se siente tu adulto durante algún tiempo y conocer su percepción.

Especifiquen a cuánto asciende el periodo a prueba y, si se termina antes de tiempo, si están estipuladas devoluciones.

9. ¿Qué lineamientos tienen respecto a los objetos personales?

Tu adulto querrá llevarse diversos objetos personales a su nuevo hogar. Pero dado que tendrá una habitación que ya está amueblada, quizá el lugar cuente con algunas condiciones respecto al uso de los espacios y qué tan seguros son. Pregunten antes de tomar cualquier decisión.

Claramente, habrá objetos que se queden en su antiguo hogar. La idea es respetar todos sus objetos independientemente de dónde esté el adulto. Antes de conservar, tirar, donar o vender cualquier cosa que tenga que ver con tu ser querido, hay que platicarlo directamente con él para contar con su aprobación.

10. ¿Cuál es el protocolo que siguen para casos de emergencia?

Al tratarse de una residencia para adultos mayores, claramente deben tener especificado qué se hace ante cualquier imprevisto relacionado con la salud de los residentes.

Pasos para ayudar a un adulto mayor si tiene un accidente doméstico

Pregunta todo al respecto y sobre todo si cuentan con personal médico que esté al pendiente 24 horas justo para atender este tipo de percances y en qué momento se comunican con la familia.

Que la decisión de vivir en una residencia sea una solución para todos

Como hemos visto, tomar una decisión así de importante para todos los involucrados requiere de tiempo de información, reflexión y sobre todo consenso. Un trabajador social o incluso el médico que actualmente atiende a tu adulto bien puede hacer algunas recomendaciones adicionales.

Y para que esa decisión se tome con la mayor cantidad de datos posible, cabe formular las preguntas que hemos planteado. Después de todo, se trata del bienestar de tu ser querido y su calidad de vida.

Abraham Monterrosas Vigueras

Psicólogo clinico y periodista digital enfocado en temas de desarrollo humano, estilo de vida, tendencias y bienestar

Lecturas más acogedoras

Você está no Brasil?

×