+13055219440      info@theramart.com




La posición postural  adecuada de los pacientes postrados en cama no solo lo harán sentir más cómodo, sino que también pueden ayudar a prevenir el desarrollo de úlceras por presión dolorosas, dolores lumbares e incomodidades  musculares diarias.

Intente dormir en una posición que lo ayude a mantener la curva en la espalda baja. Recomendamos recostarse sobre su espalda con una almohada debajo de las rodillas (si es más cómoda) o de lado con las rodillas ligeramente flexionadas.

Es preferible no dormir de lado con las rodillas estiradas hacia el pecho (la posición fetal). Sin embargo, habiendo dicho que algunas condiciones atrasadas lo encontrarán preferible. Debes buscar el consejo de tu fisioterapeuta si tienes dudas.

Si está sufriendo dolor de espalda, puede intentar acostarse sobre un rollo lumbar o un cojín de maní en la noche para sentirse más cómodo. Una sábana enrollada o una toalla atada alrededor de su cintura también puede ser útil.

Es posible que desee evitar dormir boca abajo, especialmente en un colchón blando. Esto puede causar tensión en la espalda y puede ser incómodo para su cuello.


Consejos para mejorar las posturas para pacientes postrados

Mejor colchón

Elige un colchón firme o que no se hunda.  La alternativa para es colocar una tabla debajo de tu colchón. Si siempre se ha dormido en una superficie suave, inicialmente puede ser doloroso cambiar a una superficie más dura. Intenta hacer lo que sea más cómodo para ti, teniendo en cuenta que las curvaturas prominentes en un colchón no serán satisfactorias para nuestra postura ideal y descanso diario.

Levantándose de la cama

Cuando se busque levantar de la posición acostada, gire hacia un lado, levante ambas rodillas y mueve las piernas sobre el lado de la cama. Busca levantarlo con las manos. Inclinando hacia delante en la cintura con los músculos centrales activados.

Busca una almohada efectiva

El cuello humano se curva ligeramente hacia adelante (para sostener el peso de la cabeza cuando está erguido), y es muy importante mantener esta curva cuando está en posición de reposo. Si la altura de la almohada es demasiado alta o baja cuando está durmiendo, el cuello se doblará de manera anormal fuera de la alineación, lo que causará tensión muscular y articular. Incluso se puede despertar con dolores de cabeza.
Un mal soporte de almohada también puede provocar el estrechamiento del conducto de aire, lo que ocasiona una respiración obstruida y, en ocasiones, ronquidos, lo que puede dificultar el sueño.


La mejor posición para acostarse o dormir puede variar, dependiendo de los síntomas. No importa en qué posición se encuentre, la almohada debe estar debajo de su cabeza, pero no en sus hombros, y debe tener un grosor que permita que su cabeza esté en una posición normal.

Para darle a su cuerpo el descanso adecuado que necesita y para asegurar la salud de su columna, los fisioterapeutas recomiendan solo dos posiciones para dormir:


Consejos posturales para dormir aún mejor

  • Durmiendo de lado, con la columna recta. Para esto muchas veces se utiliza un cojín entrepiernas para descansar el coxis y descomprimir la presión innecesaria en diferentes partes del cuerpo, alineando así la columna vertebral, pudiendo descansar el cuerpo en su totalidad.
  • Dormir boca arriba, manteniendo la curvatura primaria de la columna cervical.

Ambas posiciones previenen una mala alineación del cuello y la parte superior de la espalda. La alineación adecuada puede ayudar a reducir el número de dolores de cuello, dolores de espalda, nervios pellizcados, dolor referido de hombro y brazo, insomnio y fatiga mental debido a la falta de sueño efectivo.

Siempre es bueno contar con una orientación sobre el proceso de giro del paciente por parte de una enfermera o fisioterapeuta. Si tiene preguntas sobre el procedimiento correcto o si observa signos de lesión en la piel, comuníquese con un profesional de la salud para reducir los riesgos para la comodidad y el bienestar de su ser querido.