+13055219440      info@theramart.com

hipersomnia

¿Alguna vez has tenido sueño incontrolable durante el día que no has podido aliviar ni siquiera con una siesta? ¿Has dormido de corrido más de diez horas sin poder despertar? Atención, podrían ser síntomas de hipersomnia.

También conocida como somnolencia, adormecimiento diurno excesivo, o somnolencia prolongada, la hipersomnia puede llegar de causarnos mucho sueño durante el día y generarnos la dificultad de mantenernos despiertos. E incluso, nos puede hacer dormir más horas de lo normal durante la noche.

¿Sufrir de hipersomnia es algo negativo? Sí, y lo es en un alto grado, puesto que de no hacer algo con ella esta podría interferir en nuestras relaciones emocionales, sociales y laborales, e impedirnos disfrutar de las actividades, tanto cotidianas como extraordinarias, además de aumentar los riesgos de sufrir accidentes, al manejar, trabajar o manipular objetos.

A continuación, te contaremos un poco más sobre qué es la hipersomnia, cuáles son sus orígenes y cómo podríamos llevar adelante un tratamiento exitoso para retomar el ritmo normal de nuestra vida. 

¿Qué diferencia existe entre fatiga e hipersomnia?

Es muy importante establecer una diferencia entre el cansancio o fatiga producida por el trabajo, el ejercicio o luego de una jornada agotadora, con la depresión o la hipersomnia.

Hay que tener en cuenta que la somnolencia excesiva puede tener causas que no se están asociadas a una enfermedad, ni se debe a causas externas; como, por ejemplo, falta de horas de sueño, desfase horario, esfuerzo extra, comer en exceso, embarazo o consumo de alcohol o estupefacientes.

En el caso de una persona deprimida, no podrá levantarse de la cama o sufrirá de insomnio, a pesar de que tome una siesta para paliar su depresión. La sensación de tristeza los obligará a dormir, pero esto se trata una aflicción emocional y química muy distinta a la hipersomnia.

Los que padecen de hipersomnia sufren de un grado tan alto de somnolencia a lo largo de la jornada, que se ven obligados a tomar una siesta. Además, se quedan dormidos durante una película, trabajando, comiendo, o incluso durante una conversación, porque les es realmente inevitable permanecer despiertos.

¿Cuáles son las consecuencias de la hipersomnia?

En personas con hipersomnia, tanto la rutina personal, como el ciclo de sueño nocturno, la vida laboral y emocional se pueden ver afectadas. Pues, los síntomas asociados con esta somnolencia prolongada incluyen, irritabilidad, depresión leve, eventual pérdida de memoria, falta en la concentración, y daño en el rendimiento cotidiano.

La hipersomnia puede causar accidentes, por esta razón, las personas que la sufren deben tener extrema precaución si deben manejar maquinaria pesada, conducir vehículos durante mucho tiempo, realizar trabajos de precisión, o que la vida de terceros dependa de ellos, como bebés, ancianos o enfermos.  

¿Cuántos tipos de hipersomnia existen?

Existen dos tipos de hipersomnia:

  • La hipersomnia idiopática (también llamada hipersomnia primaria) y;
  • La hipersomnia recurrente (conocida también como hipersomnia primaria recurrente).

La hipersomnia idiopática se caracteriza por una somnolencia excesiva durante el día durante un tiempo prolongado y tiene mucha dificultad para despertarse. Es un cuadro muy similar a la narcolepsia, pero con la excepción de que no hay cataplejía ni parálisis del sueño. Entre sus síntomas tampoco hay movimiento rápido de los ojos cuando el paciente cae dormido.

En el caso de la hipersomnia recurrente, el cuadro implica períodos de somnolencia diurna excesiva, este cuadro puede durar de uno a varios días, y se repiten a lo largo de un año o más.

¿Cuál es la diferencia entre hipersomnia idiopática y la hipersomnia recurrente?

La diferencia principal entre la hipersomnia idiopática y la recurrente es que las personas que experimenten la recurrente atravesarán por períodos en donde no demostrarán ningún síntoma de somnolencia.

En cambio, los pacientes con hipersomnia idiopática se verán afectados por las consecuencias de este trastorno durante casi todo el tiempo.  

Una persona que sufre de hipersomnia puede llegar a dormir hasta doce horas seguidas, y aún así necesitará de siestas frecuentes durante el día.

¿Cuáles son las causas de la hipersomnia?

 Existen varias causas que pueden causar la hipersomnia, entre ellas:

  • Los trastornos del sueño como la narcolepsia (somnolencia diurna), o la apnea del sueño (que es la interrupción de la respiración mientras se duerme).
  • Disfunción del sistema nervioso, abuso de drogas o de alcohol.
  • Un problema físico como un tumor, un traumatismo en la cabeza, o una lesión del sistema nervioso central.
  • Por no dormir lo suficiente durante la noche por insomnio o por falta de sueño.
  • Por exceso de peso u obesidad.
  • Debido al alcoholismo o a la drogadicción.
  • Por una lesión en la cabeza o una enfermedad neurológica, como es el caso de la esclerosis múltiple.
  • Ciertos medicamentos recetados o abstinencia por medicina retirada también pueden causar la hipersomnia.
  • Por causa genética al tener un familiar con hipersomnia.

6 síntomas de la hipersomnia que debes conocer

Además de dormir cantidades anormales de horas durante la noche, las personas con hipersomnia tienen inconvenientes para despertarse por la mañana y les cuesta permanecer despiertos durante el día.

Pero también existen algunos síntomas más, y estos incluyen:

  • La somnolencia excesiva provoca un deterioro clínicamente significativo en las áreas sociales, ocupacionales, y otras actividades importantes.
  • También genera ansiedad y aumento de la irritación.
  • Disminuye la energía y genera inquietud.
  • Hace que se tenga un pensamiento y un habla lentos.
  • Provoca la pérdida del apetito, aveces alucinaciones y problemas de memoria.
  • Algunos pacientes pierden la capacidad de funcionar en la familia, contextos sociales y/o ocupacionales.

En el caso de los pacientes del síndrome de Kleine-Levin, que es un trastorno poco frecuente que suele presentarse en la segunda década de vida y tiene por característica principal episodios de hipersomnia, hiperfagia (comer sin control) e hipersexualidad indiscriminada, las personas tienen síntomas distintos a los de la hipersomnia y pueden dormir durante 18 horas o más por día.

¿Cómo abordar la hipersomnia?

Dentro las posibilidades, la hipersomnia debe abordarse primero con el diagnóstico, y luego con el tratamiento de su causa subyacente. Entre las estrategias que pueden tomarse para ayudar a controlar la hipersomnia está: 

  • Dormir algunas horas de más durante la noche para evitar la somnolencia excesiva durante el día.
  • Hacer ejercicios todos los días por la mañana o a primera hora de la tarde.
  • Realizar actividades placenteras que exijan una atención o concentración total; como estar con amigos, escribir o jugar con una mascota.
  • Intentar dormir y despertarse todos los días en el mismo horario.
  • Evitar consumir alimentos, bebidas y comidas pesadas que puedan causar somnolencia durante el día.
  • Evitar el alcohol y la cafeína.

¿Te ha resultado útil esta información? Recuerda que este artículo es meramente informativo y bajo ningún concepto funciona como diagnóstico médico. En el caso de presentar alguno de los síntomas antes mencionados, te recomendamos consultar con un profesional de la salud para que pueda evaluar y diagnosticar cómo mejorar tu calidad de vida.

Theramart

Enfocados en la Innovación de Productos Terapéuticos. Investigamos tus necesidades para aportarte bienestar y calidad de vida a través del confort.