+13055219440      info@theramart.com

Las alteraciones en el estado de ánimo ya sea: ansiedad, depresión en el adulto mayor y fobias son frecuentes motivos de consulta. A veces la depresión en personas de la tercera edad radica de una tristeza inexplicable que perjudica al organismo a nivel general, afecta el estado de ánimo y la psiquis.

A medida que se envejece, el ser humano puede pasar muchos cambios, tales como problemas de salud, dependencia, muertes de seres queridos o jubilación. Es un problema médico que afecta la cotidianidad del anciano alterando su estado emocional. Aunque es cierto que ese decaimiento es parte usual del envejecimiento.

Los síntomas de depresión en adultos mayores son muy usuales al ver la pérdida general de vitalidad. Es importante cuidar muy bien su alimentación, ya que se reconoce a quien se deprime porque expresa falta de interés y energía.

El adulto mayor triste se muestra cansado y es posible que evite actividades sociales debido al pesimismo que puede abrazar durante el envejecimiento.

Síntomas de la depresión en personas mayores

depresion en la vejez

La depresión en el adulto mayor tiene una gran variedad de síntomas. De hecho si alguno de ellos le ha durado al menos dos semanas, es posible que tenga depresión.

  1. Estado de ánimo triste, ansioso o “vacío” la mayor parte del día (irritabilidad con niños y adolescentes) así como a los lugares de ambientes festivos.
  2. Perdida de interés o de placer en actividades que antes se disfrutaban (reunión familiar, ver televisión, leer o caminar).
  3. Cansancio inexplicable, pérdida de energía, sensación de estar en “cámara lenta”. Descontrol en horarios de sueño y sensación de querer escapar.
  4. Dificultad para concentrarse, recordar o tomar decisiones. Así como también sentirse distraído o en el “limbo”.
  5. Insomnio, despertarse más temprano o sueño excesivo. Es muy común que la persona mayor crea que puede curar su estado anímico durmiendo largas horas.
  6. Pérdida de peso debido a la falta de apetito o aumento a causa de comidas rápidas llenas de calorías vacías.
  7. Pensamientos recurrentes de abandono, tristeza, soledad o sentir que su vida ya termino.
  8. Síntomas físicos como dolores de cabeza, pesadez, trastornos digestivos y otros malestares crónicos.

Causas de la depresión en el adulto mayor

Las causas de la depresión en ancianos son debidas al déficit de neurotransmisores, como la serotonina y la noradrenalina. Esas sustancias, y sus alteraciones, son las causantes de la tristeza. Los adultos mayores, necesitan de cuidado y atención.

Sin embargo, no se deben olvidar todos los factores psicosociales que rodean al adulto mayor y pudieron haber precipitado su enfermedad. La muerte de un ser querido, perder su empleo o alguna condición física puede ser el desencadenante fomentando así el estado depresivo.

Existen estructuras psíquicas que son más propensas a sufrirlo, mientras que otras se resisten mejor a los embates de la vida logrando superar el momento y aprender a cómo tratar la tristeza sin que este afecte su salud en general.

Prevención en personas de la tercera edad

adulto mayor depresion

La depresión en el adulto mayor va más allá de estar de mal humor o decaído. Es importante no sólo aprender a diferenciar esta condición de salud tomando en cuenta los distintos estados de ánimos y que estos sean parte del vivir.

Lo primero sería acudir al médico (psicólogo) para una primera valoración. Estos pueden ser algunos consejos que nos ayuden a prevenir esta enfermedad: 

  • Comer Saludable: Es importante cuidar la alimentación del adulto mayor siendo saludable para el aprovechamiento, sensación y liberación de hormonas. Una alimentación llena de antioxidantes, presentes en frutas y vegetales y ácidos grasos de la familia omega-3 mantendrán el equilibrio necesario para la salud del organismo.
  • Dormir bien: El principal regenerador del cuerpo es el sueño. Los adultos mayores tras una larga noche de sueño placentera tendrá más energías y posibilidades de desempeñar varias actividades que lo reconforten.
  • Cuidar la Autoestima: Una creencia muy común en personas ancianas es que ya no es “necesario” mantener su imagen personal arreglada. Levantarse de la cama, darse un baño, vestirse y arreglarse ayudará a que se sienta cómodo consigo mismo.
  • Dedica tiempo a tu entorno: Rodearse de familiares y amigos llenos de experiencias y comentarios positivos sin duda es vital para evitar la depresión en el adulto mayor. Tener conversaciones que protejan el estado anímico de la persona mantiene su organismo a salvo contra posibles depresiones.
  • Distribuye bien el día: Realizar tareas más pequeñas durante el día y evitar las grandes que causen agotamiento físico o mental puede ayudar a reestablecer el ánimo y la energía.

Tratamiento para curar la depresión

  • Antidepresivos: Pensar en cómo curar ese abatimiento sin que la persona se sienta en riesgo es pensar en antidepresivos. Aunque pueden tener buenos resultados las personas mayores de 65 años deben tener cuidado al tomar medicamentos por riesgo de experimentar interacciones y efectos indeseables por la mezcla con otras sustancias derivadas de otro medicamento.
  • Terapia de Diálogo: Puede convertirse en un tratamiento eficaz para la depresión en personas mayores. Entender y recibir una forma nueva de pensar y cambiar algunos hábitos puede contribuir en mejorar el estado emocional y resolver situaciones difíciles denominada “Terapia de resolución de problemas” muy útil para personas de la tercera edad.
  • Terapias Complementarias: La práctica de actividades ajustadas a la condición física del adulto mayor como: Yoga, ejercicios de bajo impacto, suplementos alimenticios, thai-chií, leer y manualidades pueden ayudar. Ofrecen un sinnúmero de beneficios a las personas con depresión. La actividad física es parte fundamental para esta enfermedad.
  • Estimular sus recuerdos: La mejor terapia sin duda es conectar al anciano con los momentos más preciados de su vida: matrimonio, primer embarazo, vivencias de infancia o momentos históricos que lo enorgullezcan. Conectar con nuestro entorno es una base para la supervivencia del corazón y así sentirse querido.
  • Comprensión Familiar: La familia es un apoyo fundamental en esta etapa. En la vejez el adulto suele sentirse vulnerable o dependiente. Aprender a escuchar lo que siente, entenderlo, prestar atención a su tristeza hace que se sienta ilusionado y motivado para vivir una vejez llena de amor y compresión por sus seres queridos.

Esta enfermedad suele ser muy frecuente entre personas con edades altas. En muchas ocasiones suele juntarse con Alzheimer, por lo que es fundamental prevenir y tratar la depresión en el adulto mayor.

imagen-redactora