+13055219440      info@theramart.com

BLOG

Valeria Jiménez es una colombiana a quienes muchos en su país conocieron por un gran escándalo de prensa. Corría el año 2016 y Guns N´Roses, el famosísimo grupo de rock, iba a presentarse en Medellín, la ciudad natal de Valeria. Ella, que adora la música en general, y este género en particular, no dudó en comprar una entrada para ir al concierto.

Por supuesto, los boletos no eran precisamente baratos. Aún así, Valeria logró comprar una entrada en “Occidental”, la cual costaba algo menos que un salario mínimo en Colombia. Pese a lo costoso de la compra, poco después Valeria se enteró de que no podría entrar porque el lugar no estaba adaptado para personas en su condición. Ella se moviliza en silla de ruedas y eso impedía que los organizadores pudieran garantizarle su acceso y seguridad.

Valeria se comunicó con los encargados. Estos solo atinaron a decirle que debía cambiar su boleto por uno de preferencial. Claro está, pagando el doble. Fue entonces cuando ella hizo una denuncia pública que poco a poco fue tomando fuerza hasta que quedó registrada en prácticamente todos los grandes medios de comunicación de su país. Al final, logró lo que buscaba: que respetaran su derecho a ubicarse en el lugar que ella escogiera, como cualquier espectador.

Una historia de dificultades y logros

El episodio del concierto nos muestra en parte quién es Valeria Jiménez: una mujer de carácter, con convicciones muy firmes. Es politóloga de profesión y sabe que los derechos no son solo una bella palabra, sino una construcción a la que hay que sumarle cada día. La del ingreso al concierto no ha sido su única lucha, pero sí la que más ha impactado masivamente hasta ahora.

Nació con un trastorno genético llamado “ostogénesis imperfecta”. Es una enfermedad poco común y su efecto es generar gran fragilidad en los huesos. También limita el crecimiento y afecta la locomoción. En principio, incluso, creyeron que Valeria no sobreviviría. Pero ella es una luchadora desde que nació. Solo así se explica que haya aguantado 17 cirugías a lo largo de su vida y que de todas haya salido fortalecida.

Hoy por hoy, Valeria es una mujer independiente. Básicamente es autónoma en todas sus actividades, salvo un par de tareas menores. También ha aprendido a aceptarse plenamente a sí misma, a apreciarse y a cuidar de su aspecto. Le gusta arreglarse y estar bella para proyectar una imagen que esté acorde con su gran armonía interior.   

Dentro de las tareas pendientes que tiene hay una que la emociona: viajar. Aún no ha ido a todos los lugares que desearía, pero espera poder hacerlo en un futuro próximo. Es claro que lo logrará. Mientras tanto, va de aquí para allá en su silla de ruedas y es además una gran nadadora, que también se ha aficionado a la fisioterapia. Es evidente que lo suyo no es la pasividad.

Una mujer de armas tomar

Valeria se define a sí misma como “una rebelde con causa”. A fe que lo es. Nunca la ha tenido fácil. Pero eso, en lugar de amilanarla le ha forjando una personalidad estupenda, con la que siempre sale adelante ante cualquier obstáculo. Es inteligente, alegre, conversadora. Una mujer de ideas que siempre tiene un plan en mente y un desafío entre manos.

Como es claro desde la primera línea, Valeria es una enamorada de la música. Para ella es una compañía permanente, que la inspira y la equilibra. Un espíritu indómito como el suyo combina bien con el rock, que es su género preferido. Curiosamente, también le atraen los ritmos “de otras generaciones”, como ella dice.

Le gusta hacer uso de la expresión en todas sus formas. Eso queda claro en los tres tatuajes que se ha grabado en la piel. Uno muestra al tiranosaurio Rex “en huesitos”. Está en su pierna derecha. El otro es un ramillete de flores, en el antebrazo izquierdo. Finalmente, en la mano derecha, cerca de la muñeca, tiene tatuada la palabra “MAGIA”. Explica que el significado originario de ese término es “SER CAPAZ”.

Valeria ama la política y se interesa especialmente en todos los temas que tienen que ver con la inclusión social. Es columnista y blogger. Eso le ha permitido exponer sus ideas y confrontar sus críticas a una sociedad que sigue siendo a veces ignorante, a veces indolente. También imparte charlas y participa en conversatorios. Cada uno de sus actos es una lección por sí sola. Es, sin duda, una gran mujer de la que se puede aprender que la “magia” está en todas partes.