+13055219440      info@theramart.com

Lo más sorprendente de la Isi es la naturalidad con que asume situaciones fuera de lo común. Ella es uno de esos seres de luz que con su sola presencia iluminan todo alrededor. No se sabe si es por su inteligencia rápida, o su madurez precoz, o esa ternura que derrite, lo cierto es que ella sabe cómo ganarse el corazón de cualquiera que la ve.

Isidora Guzmán se volvió toda una celebridad en Chile, sin proponérselo. Muchos la conocieron gracias a que fue la imagen oficial de Teleton en 2011. Era fácil percatarse de que su sorprendente carisma iba a llevarla lejos. Lo que nadie imaginaba es que ocurriera tan pronto: con apenas 11 años se convirtió en toda una estrella de la tele.

Sin embargo, no es su incuestionable talento artístico lo que más llama la atención de ella, sino su fantástica personalidad. La Isi es una chica de mente clara, que tiene bien definidos sus objetivos y conoce bien sus prioridades. También es una aguerrida luchadora, que pone a prueba su fortaleza cada día y siempre vence.

Isidora y Pamela, un dúo fabuloso

imagen-isi

Detrás de una gran chica, siempre hay una gran madre y el caso de Isidora no es la excepción. Pamela Silva Grillé, su madre, ha sido una magnífica partner para ella. Es claro que las dos se aman profundamente y que tienen en común ese deseo apasionado de luchar por lo que se proponen. Cada una, a su modo, ha sabido sortear los duros desafíos que ha encontrado en el camino.

Pamela era muy joven cuando quedó en gestación. Por ese entonces, cursaba tercer año de derecho y no estaba entre sus planes ser mamá tan pronto. Tenía 28 semanas de embarazo cuando nació su beba. La pequeña pasó su primer mes de vida dentro de una incubadora.

El nacimiento prematuro y las difíciles condiciones de su desarrollo, le generaron una parálisis cerebral y una diplejía espástica. Esto ha afectado severamente su motricidad. Apenas tenía 6 meses de nacida cuando llegó a Teleton, el lugar que se ha convertido en su segundo hogar y que la ha apoyado en todo su proceso de recuperación.

Un giro inesperado

Isidora ha sido una niña ejemplar desde siempre. Su madre, Pamela, dice que con poco más de un año de edad, ya sabía contar hasta 10. No completaba los 3 años cuando aprendió el abecedario. Y a los 4 años ya sabía leer. Hay que decir que se aficionó mucho a la lectura. Quizás eso, unido al rigor de una rehabilitación que nunca se detiene, es lo que la ha convertido en una chica visiblemente madura para su corta edad.

Luego vino la propuesta de Teleton para que fuera su imagen en 2011. Pamela aceptó de inmediato porque sabía que su hija tenía todo para convertirse en un referente, en una inspiración para los demás. No se equivocó. Todo Chile se enamoró de esa pequeña sonriente y conversadora, que sabe cómo sacarle el mejor partido a todo.

Luego vino su paso por una serie de televisión. Sucedió como suceden todas las cosas importantes de la vida: de forma espontánea. Simplemente un día llegaron a proponerle que formara parte del elenco de “Mi tesoro”. La Isi no respondió de inmediato. Se tomó su tiempo para pensarlo y consultarlo con su familia. Luego concluyó que era “una gran oportunidad para que yo pudiera ampliar mi personalidad”. Y lo hizo. Así se volvió famosa a los 10 años.

fotografia-isi

De la oruga a la mariposa

Isidora es una de esas personas que no celebra demasiado sus hazañas. Logra un objetivo y ya tiene en mente el próximo. Junto con su madre, luchó por mucho tiempo por una cirugía que le ayudaría a que sus músculos no se recogieran. Se llama “Transferencia musculotendinosa” y la Isi estuvo mucho tiempo esperando a que se la practicaran. Por fin lo consiguió y ahora muestra grandes avances en su recuperación.

Actualmente Isidora Guzmán tiene 13 años y cursa el octavo grado de básica en el colegio Palmarés de Quilicura. Sus compañeros la quieren y la apoyan, al igual que la institución. Cuando tiene que faltar debido a las sesiones de rehabilitación, le colaboran para que se ponga al día. Sigue siendo una chica alegre y espontánea, que adora la música pop y las películas de Disney.

También se ha convertido en toda una estrella de las redes sociales, en donde cientos de personas le envían mensajes cariñosos cada día. No es para menos. Viendo todo lo que ha logrado, muchos comprueban que nada es imposible. Ella es como esa estrella que está ahí para recordarnos a todos que el único límite para la voluntad humana es el infinito.