+13055219440      info@theramart.com

Cuidador tiempo de calidad

Pasar tiempo con un adulto mayor no debería ser un desafío ni darnos temor. Incluso, la buena compañía de un ser querido puede ser muy reconfortante y revitalizante para ellos, y más, si pasa mucho tiempo solo o está atravesando por alguna enfermedad.

Si bien es cierto que en muchas ocasiones las personas de edad tienen limitaciones en su movilidad y/o en alguno de sus sentidos y eso dificulta un poco la experiencia, debes saber que siempre podremos hallar actividades para pasar un buen momento junto a ellos.

Y para aquellos que son cuidadores de un familiar, no se trata solo de satisfacer sus necesidades básicas, sino de hacerte un momento al día para compartir y para escuchar al adulto, aunque sean solo algunos minutos.

El tiempo es más valioso que cualquier regalo

Antes que nada, debes saber que para una persona mayor el tiempo que puedan ofrecerle sus seres queridos será más valioso que cualquier obsequio. Nada se compara con una charla, por más trivial que sea, una caricia, una sonrisa o una atención. 

Puede ser difícil e incómodo para muchos familiares visitar a un anciano con sus sentidos deteriorados, o con una enfermedad que va en avance, pero es muy importante para el bienestar de un adulto mayor demostrarle su importancia en el núcleo familiar y que no está siendo olvidado.

 

Beneficios de brindar tiempo de calidad a un adulto mayor

  • No se sentirá solo, sino seguro y protegido
  • Se sentirá querido y estimado por su entorno
  • No tendrá miedos ni inseguridades
  • Aumentará su autoestima
  • Será capaz de ayudar en la toma de decisiones
  • Gozará de mejor salud emocional

 

En otro artículo de Theramart, te propusimos actividades y juegos para los adultos mayores que son más activos. Pero en este caso, nos enfocaremos en cómo compartir tiempo con un adulto si este está en cama, posee una discapacidad o tiene su movimiento limitado.  

 1. Escuchar al adulto, preguntarle cómo está y cómo se siente

Hablar de uno mismo y de nuestros sentimientos es liberador. En estos casos, es posible que el anciano tenga quejas o resentimientos, por ello hay que armarse de paciencia y atender sus inquietudes, intentando dar respuestas tranquilizadoras y buscar soluciones o distintas perspectivas.

 2. Pedir su consejo para tomar decisiones

Narrar situaciones de nuestra vida cotidiana, por más pequeñas o intrascendentales que parezcan y buscar en conversación el consejo del adulto hará que se sienta útil, y pondrá en marcha su mente tratando de ayudarte.

Pedir consejos u opiniones para resolver problemas simples ayudará a valorar la sabiduría y experiencia del mayor. Esto fortalecerá su autoestima y lo hará sentirse valorado e incluido en el vínculo familiar.   

3. Mantenlo informado sobre temas de actualidad

Puede que una persona con movilidad reducida o con alguno de sus sentidos disminuido comience a sentirse un tanto aislado. Por lo que, deberás intentar informarle, leerle el periódico, encender el radio, y, sobre todo, conversar con tu familiar sobre acontecimientos importantes de la actualidad.

Mantenerse ubicado y conectado con el tiempo y el espacio es parte de la salud emocional y mental de un anciano. Es fundamental que no pierda la noción de la realidad ni de las cosas que pasan en el mundo.

 4. Apelar a su memoria y practicar la repregunta

Recordar sucesos del pasado, lejano y cercano, y puntualizar sobre detalles específicos de esos recuerdos puede ayudarle no solo a revivir momentos importantes, sino también a ejercitar su memoria.

Es muy común que los adultos mayores cuenten la misma historia una y otra vez, por eso la estrategia consiste en desviar el eje central de esas anécdotas repreguntándoles sobre cuestiones puntuales, por ejemplo, qué estación del año era, qué llevaba puesto en ese momento o si recuerda con quién más estaba ese día.

 5. Organizar fotos y artículos del pasado

Es un buen método para aprender sobre la vida y la historia de la familia. Si el adulto almacena fotografías, videos o recuerdos, puedes ayudarle, un poco cada día, a poner en orden, clasificar e identificar quienes están en las fotos o a qué lugares corresponde.

Será una bonita actividad en conjunto, donde no solo se divertirán viendo fotografías e identificando miembros de la familia, sino que también quedará un bonito recuerdo para la posteridad.

 6. Ordenar el armario juntos

Sacar todo lo que hay en el guardarropas e ir organizando cada segmento del armario ayudará a identificar qué prendas utiliza el adulto a menudo, que habría que quitar y qué prendas necesitaría para estar más cómodo.

Es una buena oportunidad para que pueda decidir si hay cosas que quisiera regalar o si necesita comprar prendas nueva. También puedes preguntar qué prenda le gusta más o que quisiera ponerse la próxima temporada.

7. Fomentar su creatividad y productividad en el uso del tiempo libre, para que dentro de lo posible pueda hacer lo que guste o buscar nuevos intereses.

Pese a tener movilidad reducida o algún sentido disminuido, siempre habrá alguna actividad que el adulto mayor pueda realizar sin moverse demasiado o hacerlo desde la tranquilidad de su hogar.

Tener un pasatiempos como armar un rompecabezas, dibujar, pintar, escuchar música, mirar cine, aprender a utilizar redes sociales, entre otros, será muy importante. Se cual sea, lo importante será ofrecerle un abanico de posibilidades para estimular su creatividad.

8. Una mascota puede ser una muy buena compañía, al menos durante lo que dure una visita

Acariciar una mascota puede ser un excelente cable a tierra para adultos mayores o cualquier persona que esté en tratamiento. Incluso, existen terapias asistidas con animales que mejoran significativamente las funciones físicas, cognitivas, emocionales y relacionales de las personas.

9. Los niños pequeños también despiertan alegría en algunos adultos mayores, sobre todo al hablar y jugar con ellos

Las barreras generacionales se rompen cuando niños y adultos comparten tiempo juntos y se divierten. Será un interesante ejercicio de la empatía, cuando enseñamos a los más pequeños cómo deben tratar y ayudar a los mayores.

10. Ser consciente de las limitaciones del adulto

 Se debe procurar estimularlo y ofrecerle opciones, además de afecto y compañía. Pero bajo ningún concepto se deberá obligar o presionar al adulto para que realice alguna actividad que no tiene ganas o que le resulta demasiado esfuerzo.

También se debe evitar realizar aquellas actividades con alta carga emotiva que puedan entristecer o deprimir a nuestro familiar.

 

¿Por qué pasar tiempo de calidad con tu familiar?

Ten en cuenta que la idea central de estas propuestas es que el adulto mayor pueda pasar un momento de disfrute, donde se sienta seguro, contenido y cuidado.

Así como también, convertir una visita o un tiempo juntos en algo más que sentarse uno junto al otro y tener una charla trivial. Se trata de atreverse a preguntar, conversar y tener intereses en común, ayudándolo a evitar el aislamiento y la desconexión con el entorno.

 

¿Qué te han parecido estos consejos para pasar tiempo de calidad con tu familiar? Desde Theramart esperamos que puedas llevarlos a cabo pronto y nos cuentes tus experiencias. 

 

 

 

 

Lara M. Castillo 🌎

Redactora, Guionista y Periodista Digital enfocada en temas de Vida y Estilo, Tendencias, Salud y Bienestar.


Marita

Gracias por estos consejos, yo soy enfermera y me sirve un montón estos datos para ver como tratar con mis pacientes y sus familiares, excelente sservicio.