5 terapias alternativas que alinean tu columna y mejoran tu bienestar

¿Sabías que el dolor lumbar es la causa principal de vivir con discapacidad en todo el mundo? Sin duda, cuidar la espalda debe ser una prioridad para la salud.

Además de la fisioterapia, existen diversas opciones para ayudar a las personas con dolores lumbares y lograr una mejor calidad de vida. A continuación, te presentamos cinco de ellas:

1. Osteopatía

Forma parte de las llamadas ‘terapias de manipulación espinal’ y consiste en la manipulación física del tejido muscular y óseo. Su objetivo es alinear las diversas partes del cuerpo y, con ello, mejorar la salud.

 La osteopatía busca restaurar y mantener el equilibrio del cuerpo para que, al recuperarse, conserve su capacidad de autorregularse.

Trabaja a nivel músculo esquelético, visceral y craneal. De esta manera, favorece la estructura corporal, aumenta la movilidad de la persona y optimiza la circulación sanguínea.

2. Quiropráctica

Los quiroprácticos se dedican a realizar ajustes de la columna vertebral u otras partes del cuerpo. Su objetivo es corregir problemas posturales, aliviar el dolor y contribuir a la capacidad natural del cuerpo de curarse a sí mismo.

H3: La quiropráctica también se ha utilizado para tratar el dolor de espalda baja, dolor de cuello y dolores de cabeza.

En la actualidad, la mayoría de los quiroprácticos combinan los ajustes de la columna con otras terapias, como rehabilitación física, ejercicios específicos, terapias eléctricas o mecánicas y tratamientos con calor o frío.

En este artículo te contamos: ¿EN QUE CONSISTE EL TRATAMIENTO QUIROPRÁCTICO?

3. Acupuntura

Es una de las terapias alternativas más ampliamente difundidas en el mundo. Consiste en insertar agujas muy finas en puntos estratégicos del cuerpo. Proviene de la medicina tradicional china y suele utilizarse para tratar el dolor.

Las agujas suelen ser muy finas y, al insertarse, causarían muy leves molestias. Incluso, muchas personas no sienten nada cuando se las aplican.

En un tratamiento típico se utilizan entre 5 y 20 agujas, que pueden moverse o girarse después de colocarlas, así como aplicarles calor o incluso impulsos eléctricos leves.

4. Ejercicio de control motor

Se trata de una serie de movimientos corporales cuyo fin es disminuir el dolor y ayudar a que la mejora dure a través del tiempo.

Su trabajo se centra en el ‘core’ (o núcleo), es decir, el área que engloba toda la región abdominal y parte baja de la espalda. Está compuesta por los oblicuos, recto abdominal, suelo pélvico, el diafragma y el músculo transverso abdominal.

Muchos de esos ejercicios son ampliamente conocidos, como hacer pilates o practicar natación. Sin embargo, hay que ajustarlos al nivel de los pacientes y a su fuerza muscular, pues de lo contrario podría generar más dolor.

Encuentra aquí toda nuestra línea de cojines ergonómicos 

Meditación

El equilibro emocional y espiritual siempre ha sido una alternativa útil. Aquí te mostramos algunas opciones:

  • Yoga

Se sabe que puede disminuir el estrés, obtener mayor fuerza física y lograr una mejor calidad de vida. Hay muy diversos enfoques, pero el que trabaja con la salud utiliza posturas físicas, realiza ejercicios de respiración y meditación para mejorar la salud general.

  • Tai chi

Se inspira en las tradicionales artes marciales chinas y trabaja con posturas y movimientos de manera lenta y controlada, acompañado de una respiración profunda, para estimular el cuerpo y su movilidad y plenitud.

  • Mindfulness

Significa ‘atención plena’ y es un combo entre métodos de respiración, visualizaciones guiadas y prácticas para relajar mente y cuerpo. Consiste en estimular los sentidos, respirar profundamente, permitir que los sonidos fluyan, observar el entorno y apreciar los detalles, o incluso al saborear algún alimento y centrar tu atención en ello.

Consejos para complementar tu tratamiento…

  • Masajes

Nada como manipular suavemente los tejidos del cuerpo para estimular los sistemas nervioso y muscular. Al encontrar los puntos sensibles, se proporcionan movimientos constantes para que la dolencia disminuya.

  • Ejercicio

Al pasar demasiado tiempo sentados, nuestros músculos abdominales y de la espalda dejan de ejercer su función de sostén y favorecen una sobrecarga de las vértebras. Por ello, los estiramientos y ejercicios pueden ser de gran ayuda.

  • Posturas correctas durante el día

Sin importar si trabajas desde casa o en oficina, coloca el monitor de la computadora a unos 45 centímetros de distancia de tus ojos y el teclado al nivel de los codos. El respaldo de tu silla debe mantener la curvatura normal de la columna. Cada 50 minutos levántate, camina, estírate y relájate unos cinco minutos.

  • Una buena almohada para dormir

Busca siempre una almohada que te ofrezca un soporte ergonómico y confort. Esto te permitirá dormir con la columna alineada y, al mismo tiempo, pasar una noche de pleno descanso.

Te recomendamos nuestras almohadas más frescas, para un descanso extra profundo.  

La salud ante todo

La espalda es una pieza fundamental del cuerpo humano. No sólo nos sostiene y permite movernos, sino que también nos ayuda a mantener el centro de gravedad y proteger la médula espinal.

Cuidar de la espalda es una prioridad y, por fortuna, existe una amplia gama de terapias alternativas que pueden ayudar a prevenir y solucionar todo lo relacionado con ella.

Recuerda siempre apoyarte con algún experto en la salud para cualquier tema relacionado con tu calidad de vida.

Abraham Monterrosas Vigueras

Psicólogo clinico y periodista digital enfocado en temas de desarrollo humano, estilo de vida, tendencias y bienestar