+13055219440      info@theramart.com

El dolor de espalda baja se describe a menudo como repentino, agudo, persistente, o como un leve dolor por debajo de la cintura. Ese tipo de dolor es muy común y afecta a la mayoría de las personas en algún momento de su vida.

La tensión muscular asociada con la actividad física intensa, el levantamiento o movimiento con mucha fuerza, inclinarse o torcerse, posiciones no naturales, o estar de pie en una posición durante demasiado tiempo son las causas más comunes del dolor de espalda baja.

El dolor de espalda baja puede ser agudo o crónico. El dolor de espalda baja agudo puede comenzar repentinamente con un dolor intenso que dura usualmente menos de tres meses.

El dolor crónico de espalda baja es un dolor persistente a largo plazo, que en ocasiones dura toda la vida. El dolor crónico puede incluso presentar episodios de dolor agudo.

Otros síntomas incluyen dolor localizado en un área específica de la espalda baja, dolores generalizados, y/o dolor que se propaga a la espalda baja, los glúteos, y las piernas. Algunas veces está acompañado por síntomas neurológicos tales como entumecimiento, cosquilleo o debilidad.



Preguntas Comunes del Dolor de Espalda Baja


Estoy experimentando dolor agudo en la espalda baja; ¿cómo sé cuándo necesito consultar a un médico?

Si ha sufrido alguna lesión reciente de la espalda baja (por levantar algo de forma inapropiada o incluso por dormir mal una noche), podría estarse preguntando: ¿Cuánto durará este dolor? ¿Hay algo que pueda hacer en casa? ¿En qué momento se vuelve tan serio que requiere una visita al doctor?

Tenemos las respuestas para usted. Para aliviar sus síntomas, puede intentar lo siguiente: 

  • Hielo y calor: Durante las primeras 24 a 48 horas después de haberse lastimado la espalda, utilice hielo para reducir la hinchazón, los espasmos musculares y el dolor. Luego de eso, alterne con calor, lo cual lo ayudará a calentar y a relajar los tejidos suaves. (Nunca coloque una fuente de calor o hielo directamente sobre su piel; siempre envuélvalo con algo.)
  • Medicamentos sin prescripción: El Tylenol o el Advil son algunas de sus opciones.
  • Tómelo con calma. Ya no se recomienda un largo reposo en cama como una opción de tratamiento para el dolor de espalda baja, pero no debería ejercitarse con la misma intensidad. Es probable que deba modificar su rutina diaria para darle a su espalda baja la oportunidad de recuperarse.


Si su dolor de espalda baja persiste y comienza a interferir severamente con sus horas de sueño o actividades diarias (tales como su capacidad de trabajar), debería consultar un médico. Otras razones para llamar a un médico incluyen:

  • Problemas del intestino o de la vejiga (situación de emergencia)
  • Debilidad o entumecimiento de piernas (situación de emergencia)

 

¿Qué es lo que está causando mi dolor de espalda baja?

Hay una diversidad de condiciones de la columna vertebral que podrían estar causando su dolor de espalda baja, desde una tensión muscular hasta un disco herniado. Su médico debe realizar un diagnóstico preciso, y eso le permitirá  a él/ella desarrollar un plan de tratamiento para usted.

¿Necesitaré cirugía?

Es posible que necesite cirugía para abordar su dolor de espalda baja, pero es más probable que se intente primero con tratamientos no quirúrgicos.