Anita Correa, Osteogénesis Imperfecta

“Los límites te los pones tú”

Ana Correa, tiene 23 años y nació en la ciudad de Panamá con una enfermedad llamada Osteogénesis Imperfecta, una condición que ataca los huesos y los vuelve extremadamente frágiles.

Pero si hay algo que Anita no es, es frágil, ella todo lo contrario: Le encanta bailar, reírse, estar en constante movimiento, estudiar y aprender de lo que ama, por eso mantiene el ánimo siempre en alto y vive con el mayor optimismo posible. Ella opina que nada la detiene nunca, pues cada uno nace con su destino. 

Quisiéramos compartirte un resumen de su inspiradora historia con esta videonota exclusiva para Theramart:

Recientemente graduada en Comunicación Social, Anita ha tenido un largo camino que transitar, y, pese a todos los obstáculos y al esfuerzo de su familia, amigos, y en mayor medida a su propia determinación, hoy es una mujer plena que transmite toda su carisma, belleza y simpatía a quienes la rodean.

La osteogénesis imperfecta es un trastorno genético que hace que los huesos se fracturen con facilidad, pues afecta el modo en que el cuerpo produce colágeno

 

Cómo es vivir con Osteogénesis Imperfecta

A Anita no le gusta mirar su vida desde el lado de la pena, o desde la lástima. Ella considera que todos tenemos nuestras propias batallas a las que tenemos que hacerle frente para conseguir cumplir cada objetivo.

Es así como, todos los días hay que buscar algo positivo para salir adelante, y ese es su modo de emprender aventuras pese a sus dificultades motrices. Por eso se atreve a viajar, a salir al mundo, a estudiar y ser una influenciadora con más de 71 mil seguidores en sus redes sociales.

Para esta joven panameña, su madre ha sido y es su pilar fundamental, fue quien se responsabilizó enteramente de ella cuando su padre decidió no participar en su crianza ni en la de su hermana gemela. Para Anita, su madre es todo.

Consejos para enfrentarse a la adversidad de una manera optimista

Hay dos frases de cabecera que Ana Correa se repite diariamente, y que han sido la piedra fundamental de todos sus logros y éxitos. Quisiéramos compartirlas contigo acompañadas de una reflexión.

“La vida es demasiado bella como para quejarse, hay que encontrar la parte positiva”

 Anita sabe que tiene una discapacidad física y motriz que le impide hacer con facilidad muchas cosas que ella quisiera. Sin embargo, su discapacidad nunca ha sido un limitante para ella, sino que ha intentado conquistar sus sueños igual.

Quizá le han llevado más tiempo que a otras personas, o ha tenido que esforzarse el triple. Anita opina que cada uno tiene sus batallas y debe completarlas a su tiempo.

Ana se lo toma con calma, se rodea de personas que suman en su vida y disfruta todo lo que puede. Es así como además de ser una gran bailarina, ha podido terminar sus estudios en Comunicación Social y trabaja de lo que ama.

“Nadie vale menos que nadie, y todos valemos igual que todos”

 En la vida cotidiana debemos enfrentarnos a muchos más obstáculos que los físicos; los prejuicios, la discriminación, la falta de integración o empatía por la diversidad pueden ser un limitante aún más grande que una discapacidad.

Una sociedad que no aprende a compartir y a integrar es más nociva que una enfermedad, pues obstaculiza la vida de las personas por el mero hecho de no adaptarse a lo que la norma indica.

Es así como las personas de talla baja como Anita no pueden movilizarse de una manera cómoda y sencilla, debido a la falta de adaptabilidad de la infraestructura.

No considerar la diversidad, es quitar valor a las personas. Decirle “inválido” a alguien en silla de ruedas, significa decir que no posee ningún valor ni utilidad. Y en palabras de Ana Correa: todos valemos igual que todos. 

¿Conocías a Anita Correa? ¿Te ha inspirado su historia? Nos encantaría leer tu opinión y saber si conoces alguna persona con algún tipo de discapacidad motriz. ¡Comparte esta historia si crees que podría ayudar a alguien!

 

 

Lara M. Castillo

Editora, Redactora, Guionista y Periodista Digital enfocada en temas de Vida y Estilo, Tendencias, Inclusuión, Salud y Bienestar.


G. Gonzalez

no conocía Anita, la vi hace poco, yo tengo un amigo con su misma enfermedad a quien quiero y admiro muchísimo porque es una persona que no pone limites en la vida por su condición, son personas increíbles y dignos de admirar.
Dios los bendiga siempre

Marcia Gutiérrez

Si sabía de ella, un ejemplo, yo tengo mi hijo, tiene problemas de motricidad, escoliosis,y más, pero sabes? Es feliz y amado por siempre!!Me encantó saber más de ustedes, ojalá, ganar esos cojines maravillosos, serían gran aporte a mi Francis, de 36 años😘😘😘

Marcia Gutiérrez

Si sabía de ella, un ejemplo, yo tengo mi hijo, tiene problemas de motricidad, escoliosis,y más, pero sabes? Es feliz y amado por siempre!!Me encantó saber más de ustedes, ojalá, ganar esos cojines maravillosos, serían gran aporte a mi Francis, de 36 años😘😘😘