10 hábitos que mejorarás si eliges una vida ergonómica


La comodidad no es un lujo; es un derecho. Incluso, existe una disciplina encargada de estudiar todo lo relacionado con ella y sus múltiples beneficios: se llama ergonomía.

A continuación, te presentamos 10 hábitos que mejorarán tu vida si te permites ir de la mano de la ergonomía.

¿Qué es la ergonomía y por qué es tan importante?

Por la naturaleza de sus actividades, algunas personas pasan demasiado tiempo utilizando la misma postura. Si este patrón se repite, puede generar algunos problemas que perjudiquen la salud de la persona, sobre todo zonas como el cuello, la espalda, la cadera y las cervicales.

La ergonomía es una disciplina encargada de diseñar espacios adecuados para el confort de las personas. Suele utilizarse para uso doméstico, personal y laboral.

Muchos objetos de uso cotidiano están pensados es función de la ergonomía: almohadas, cojines, colchones, sillones, accesorios de cómputo, escritorios e incluso prendas y portaobjetos.

10 beneficios que obtendrás al elegir una vida ergonómica

1. Un sueño más profundo

El sueño atraviesa distintas etapas. La más profunda, cuando el cerebro y el organismo se energizan, se conoce como REM o de movimiento ocular rápido. Por ello, se han creado almohadas y colchones especialmente diseñados desde la ergonomía.

El objetivo de estos dispositivos es alcanzar la fase REM en menos tiempo, lo cual permitiría un descanso pleno y completo para un día lleno de actividades.

Alcanza tu sueño profundo más rápido con una almohada ergonómica. 

2. Mejor concentración

Una mala postura conlleva un posterior malestar físico. Por ende, el foco de atención cambia y se centra en el dolor. De ahí que sea tan importante atender este tipo de situaciones.

Lo anterior sería particularmente importante en el trabajo, donde un pequeño error de concentración podría afectar el flujo de operación. Entonces, la ergonomía podría incluso prevenir riesgos laborales.

3. Más productividad

Sabemos que la ergonomía favorece adoptar la postura física correcta, es decir, aquella posición en las que las articulaciones no experimentan ningún tipo de presión ni esfuerzo extra.

Si un empleado pasa horas en la postura física incorrecta, esto claramente afectará su rendimiento. Y en el largo plazo, tendría consecuencias en el ausentismo laboral. Una manera de prevenirlo está en la ergonomía.

Encuentra cojines de respaldo que aumentan tu productividad si pasas mucho tiempo sentado. 

4. Mejor estado de ánimo

¿Alguna vez has realizado tus actividades del día sintiéndote cansado? De ser así, quizá te ocurrió que te sentías débil y distraído, pero sobre todo irritable.

Un dispositivo ergonómico puede hacer la diferencia entre sentirnos bien o mal de cara al inicio de cada día. La ergonomía resulta entonces aún más importante de lo que parece, ¿no crees?

Prueba un colchón ergonómico diseñado específicamente para que te recuperes al 100%

5. Mejor circulación sanguínea

Una buena postura permite incrementar la cantidad de aire que entra a los pulmones, lo cual puede contribuir a optimizar la oxigenación de las células.

Al mismo tiempo, puede favorecer una adecuada circulación sanguínea. Esto evitaría algunos problemas circulatorios, por ejemplo, las molestas várices en las piernas.

6. Menos estrés

Al disminuir la fatiga y optimizar la operatividad, puede optimizarse el flujo de trabajo, en las actividades del hogar o en la escuela.

En lo laboral, el estrés ocurre cuando se presenta un desajuste entre el empleado, el puesto de trabajo y la propia organización. De ahí que sea tan importante que las empresas fomenten espacios ergonómicos. Representaría un ganar-ganar.

7. Ahorro de dinero

Al realizar las actividades del día a día, las personas podrían estar expuestas a algunas lesiones en el sistema musculoesquelético lo cual, si no se trata en tiempo y forma, terminaría en problemas serios y costosos.

Corregir todo eso a tiempo nos evitaría un problema de salud y, claro, económico. Por lo anterior, podría decirse que una vida ergonómica permitiría prevenir el riesgo de sufrir lesiones.

8. Alineación del cuerpo

La ergonomía está diseñada para favorecer la posición natural del cuerpo. Por ello, ciertos dispositivos ergonómicos ayudarían a la persona a lograrlo.

Por ejemplo, existen cojines especiales que ayudan a corregir malos hábitos de postura, como al sentarse durante largas jornadas o incluso al dormir, gracias a la forma y material con los que están hechos.

Encuentra cojines ergonómicos ideales para corregir la alineación de tu espalda. 

9. Menor presión

Ciertos cojines ergonómicos están pensados para disminuir el malestar que provoca la presión ejercida en varias partes del cuerpo. Al eliminar dicha presión, el dolor desaparece.

Algunas de esas partes del cuerpo son el coxis y los huesos de la cadera, los cuales desempeñan un papel clave para aquellas personas que deben permanecer sentados durante largas horas.

¿Qué tipo de cojines utilizar si sufres dolor en el coxis? Conócelos aquí. 

10. Mejor apariencia personal

Una buena postura tiene consecuencias a muchos niveles: en la salud física y, por ende, en la imagen de las personas.

Caminar y sentarse sintiéndose en total seguridad es una oportunidad que brindaría también la ergonomía. En consecuencia, aumenta la confianza y la autoimagen.

Ergonomía, una herramienta importante para la salud

Como puede verse, la ergonomía representa un aspecto primordial para la vida personal y laboral. El objetivo es darte la máxima comodidad y, al mismo tiempo, protegerte.

Sus beneficios alcanzan ámbitos de salud, eficiencia en el trabajo y hasta estéticos. Por ello, una vida ergonómica sería fundamental para una larga y duradera calidad de vida.

Abraham Monterrosas Vigueras

Psicólogo clinico y periodista digital enfocado en temas de desarrollo humano, estilo de vida, tendencias y bienestar

Lecturas más acogedoras

Você está no Brasil?

×