¿Tratas bien a tu espalda? Te damos todas las respuestas para que vivas mejor

 

Tu cuerpo está diseñado para moverse. Pero si no tienes las debidas precauciones, pues…

via GIPHY

Para empezar, es importante saber cómo se compone la espalda

  1. Huesos y articulaciones de la columna vertebral (vértebras).
  2. Discos (encargados de separar las vértebras y amortiguar el impacto al moverte).
  3. Músculos y ligamentos (sostienen tu columna vertebral).

Los problemas pueden ocurrir en cualquier parte de la espalda. Por eso, es importante poner mucha atención en tus movimientos y hábitos (algo que se conoce como ‘higiene de la columna’).

El origen de las incómodas molestias lumbares

Los malestares en la espalda pueden ocurrir al realizar determinadas actividades recreativas, labores del trabajo, proyectos en el hogar o incluso al practicar ciertos deportes.

A esto se suman hábitos no saludables que pueden perjudicar tu columna, como una mala postura, lesiones o incluso el colchón que usas.

 

¿Cuándo estás cuidando a tu espalda?

  • Calientas el cuerpo antes de algún movimiento

Previo a alguna actividad, un poco de calentamiento siempre es bienvenido. Trabaja tu respiración y poco a poco inclina y gira el tronco y la cabeza, estira tus brazos y piernas, y practica la rotación y flexión de zonas como brazos, antebrazos y muñecas.

via GIPHY

 

  • Adoptas una postura correcta

Una buena postura se caracteriza por mantener en una línea recta orejas, hombros y caderas. Si estás sentado, colócate a una altura en la que puedas apoyar los pies y mantener las rodillas a nivel de la cadera, en un ángulo de 90 grados, espalda erguida y en línea recta con los talones.

via GIPHY

 

  • Acudes a una revisión médica

Un experto en la salud puede valorarte y detectar a tiempo algún problema. Más allá de las lesiones, otros factores que pueden desencadenar un malestar en la espalda estarían relacionados con el envejecimiento, antecedentes familiares de dolor de espalda o incluso alguna enfermedad degenerativa. De ahí la importancia de acudir con el médico.

via GIPHY

 

¿Cuándo estás descuidando a tu espalda?

  • Levantas objetos pesados sin las precauciones necesarias

Muchas de las lesiones de espalda ocurren cuando utilizas los músculos de esta zona en actividades que no realizas muy a menudo, como trabajar en el jardín, hacer un movimiento brusco o levantar objetos pesados.

via GIPHY

 

  •  Sufres alguna lesión leve y lo tomas a la ligera

¿Tropezaste recientemente? ¿Tuviste alguna caída sencilla? Siempre es recomendable visitar al médico. A veces, un movimiento tan simple como girar la columna en exceso, un golpe en la espalda o un sentón repentino pueden ser el inicio de un problema mayor.

via GIPHY

 

  •  Pasas demasiado tiempo en una sola postura

De pie, sentado o acostado, cualquier actividad realizada durante horas y sin las debidas pausas puede afectar tu espalda. Por eso, la recomendación es que cada 50 minutos te levantes, camines, te estires y te relajes por un lapso de cinco minutos. Un pequeño cambio haría una gran diferencia.

via GIPHY

 

Algunos consejos para mejorar la calidad de vida de tu espalda 

  1. Utiliza compresas frías o calientes: Lo frío ayudaría a disminuir la inflamación y el dolor, mientras que lo caliente aumenta el flujo sanguíneo.
  2. Acude con un fisioterapeuta calificado. La salud no tiene precio. Y un profesional en esta área podrá ayudarte a corregir tu postura y darte la mejor asesoría. Apóyate en un experto y no caigas con charlatanes.
  3. Masajes: Consiste en buscar los puntos sensibles y proporcionar suaves movimientos constantes hasta que la dolencia disminuya.
  4. Mantiene una correcta higiene de columna durante el día y al dormir, haciéndote de aquellos productos ergonómicos que pueden ayudarte a corregir tu postura. 
  5. Realiza ejercicio habitualmente, mantenerse activo ayuda a aliviar nuestra espalda y mejorar nuestra salud general. 
  6. Si tienes un trabajo sedentario, procura cambiar de postura regularmente y tomar pequeños descanso para estirarte. 

 

¿Por qué debemos cuidar nuestra espalda y lumbares? 

En efecto, tu cuerpo está diseñado para moverse. Lograrlo de un modo saludable es el resultado de ciertos hábitos y posturas.

Tu espalda es tu aliada y cuidarla es tu responsabilidad. Después de todo, es la única que tendrás durante toda tu vida. Así que dale mucho cariño siempre.

El desgaste diario, el uso excesivo o alguna lesión pueden ocasionar problemas en esta zona del cuerpo. Pero con la debida información y los cuidados necesarios, estamos seguros de que tu espalda se mantendrá libre de dolor.

 

 

Abraham Monterrosas Vigueras

Psicólogo clinico y periodista digital enfocado en temas de desarrollo humano, estilo de vida, tendencias y bienestar