Los mejores consejos para la seguridad de adultos mayores en casa ¿cuál haces tú?

Nuestros adultos mayores se merecen nuestra protección y cuidados. Y para que se sientan más seguros en el hogar, existen sencillas medidas que pueden implementarse.

Aspectos como una buena iluminación, un piso seguro y hasta la ropa adecuada pueden ayudar a evitar accidentes domésticos.

Recuerda que las caídas en adultos mayores, representan casi el 80% de la frecuencia de accidentes en el hogar y 20% en centros de asistencia. ¿Sabes cuáles son las 6 caídas más frecuentes? Puedes consultarlo aquí. 

 

Tips para la seguridad de los adultos mayores en casa

1. Ten en cuenta la iluminación

¿Te imaginas qué podría pasar si un adulto mayor se encuentra a oscuras en casa? Para evitar cualquier golpe o caída, lo ideal es un hogar lo más iluminado posible.

Seguramente ya haya focos instalados en habitaciones y pasillos, pero sería muy útil colocar algunos en escaleras y patios. Pero sobre todo, también instalar interruptores, pues podría ser que el adulto se encuentra en el otro extremo y necesita de luz para poder fijarse al caminar.

En el mercado, existen una amplia variedad de lámparas y focos de pilas. Según su tamaño, algunos podrían colocarse junto a la cama, el botiquín de las medicinas y hasta en el interior de ciertos muebles, como los compartimentos de la cocina o del baño.

 

2. El mobiliario y los objetos del hogar

Hay hogares cuyos muebles podrían representar un peligro para los adultos, desde mesas hasta sillas o materiales como el vidrio o el fierro. Si no se encuentran en el lugar correcto, la persona podría chocar con él y lastimarse.

Sabemos que muchas personas conservan una gran cantidad de objetos que fueron acumulando a lo largo de su vida. Por ello, una estrategia es conversar qué objetos pueden quedarse en casa y cuáles ser donados o guardados en otros sitios. 

Recuerda siempre consultar con el adulto y obtener su consentimiento sobre qué cosas se dejaran y qué cosas se irán del hogar. 

Si los objetos y muebles que no se utilicen se guardan en algún sitio de la casa, procura que estén en un ambiente poco transitado y que no representen riesgo de desmoronamiento.  

 

3. El baño y ciertos cuidados principales 

El baño merece especial atención. Para una mayor seguridad, nada como instalar barras de apoyo, cortinas que no se arrastren, pegatinas de hule y tapetes antideslizantes. Hay que procurar que objetos como el jabón, shampoo o toallas sean de fácil acceso para el adulto.

 

4. Productos de limpieza en el piso

Un hogar limpio no necesariamente es un lugar seguro.

Debe ponerse atención en los aditamentos que se usan para limpiar. Algunos pueden ser demasiado resbaladizos y representarían un riesgo.

Dependerá mucho del material del piso y los componentes de los productos. En caso de haber alfombra, es preciso cerciorarse de que esté bien fijada al piso. De lo contrario, se debe considerar eliminarla.

 

5. La vestimenta del adulto 

Las prendas que usa el adulto también son un tema importante a considerar. Hay que elegir prendas que sean de su talla y, al mismo tiempo, ofrezcan comodidad.

La ropa demasiado holgada podría ocasionar que, al caminar o moverse, la persona pueda atorarse y terminar en algún golpe o caída.

El calzado es fundamental. Ya sean zapatos, tenis o pantuflas, estas deben ser de su talla y contar con una suela antiderrapante. Eventualmente, supervisen la suela de su calzado para saber qué tan gastada está y si es momento de reemplazar.

 

6. ¿Cómo administrar su medicación?

¿Sabías que los fármacos que consume el adulto mayor podrían aumentar el riesgo de un accidente? Esto, debido a algunos efectos secundarios.

Existen algunas medicinas que provocarían mareos, confusión, fatiga o dolores de cabeza en la persona. De ahí la importancia de hablar con el médico y darle seguimiento al tema para saber qué fármacos lo están ocasionando y qué alternativas existen.

Si el paciente consume muchos medicamentos, en distintos horarios y días a la semana, puedes contemplar la idea de contar con alguna herramienta para organizarlo de mejor modo.

Puedes optar por un cronograma de administración, que puedes pegar en algún sitio visible de la casa. También, contar con un pastillero semanal de clasificación de medicinas donde puedas colocar la dosis de cada toma diaria los siete días de la semana. 

 

7. Utilizar elementos de apoyo 

Utilizar bastón, andadera, muletas o silla de ruedas también merecen un cuidado especial para la seguridad de nuestros adultos.

Cualquier elemento de apoyo para el adulto debe estar a su vista y ser fácil de tomar.

Puede contar con el apoyo de andadores, bastones plegables, incluso, algunos cuentan con una base capaz de mantenerlos de pie. Así, tu adulto no tendrá que agacharse en caso de que se caiga. Otros más hasta incluyen una base para sentarse.

En el caso de utilizar silla de ruedas, esta siempre debe tener activado el freno cuando no se esté usando, pues así el adulto puede utilizarla para acomodarse o incluso apoyarse.

 

8. Barandales de seguridad  y barandillas

Podrás cuidar a tu adulto durante todo el día, pero ¿qué pasa si durante la noche gira de la cama y cae? Para eso, nada como una barandilla, la cual se coloca en los costados de la cama.

Afortunadamente, puedes conseguir barandales de seguridad tanto para ambos lados como para uno solo. Para una mayor precaución, procura elegir aquellos que tengan revestimiento de poliuretano en el soporte, pues eso ayudará a tener un mejor apoyo. Algunas de ellas son tan prácticas de armar y transportarse que incluso pueden servir tanto para el hogar como para camas de hospital.

Ciertas personas pueden necesitar solo un par de barandillas. Se trata de dispositivos removibles que se colocan en los costados de la cama. Algunos incluyen cierres para una rápida acción.

No por colocarse dentro de la cama significa que el adulto deba pasar una noche sin poder moverse. Hay barandillas hechas de espuma de alta densidad, las cuales dan confort a la persona, al mismo tiempo que la protege de una caída.

 

9. Timbres buscapersonas

Evidentemente, ni la familia ni los cuidadores pueden monitorear todo el tiempo al adulto, y hay momentos en que deben alejarse durante algunos minutos para realizar otras tareas.

Pero, qué ocurre si en ese tiempo el anciano sufre de algún golpe o caída y nadie está cerca para notarlo. Para que el cuidador pueda quedarse tranquilo, es que existen los timbres buscapersonas, un par de dispositivos enlazados entre sí que con su simple botón puede cambiar las cosas y prevenir una emergencia.

Si la persona se encuentra en algún momento vulnerable, puede activar la alarma de su dispositivo, cuyo sonido llega al otro receptor que lleva su familiar o cuidador.

Algunos de estos timbres son muy amigables para el adulto, pues incluso pueden colgarse al cuello y tienen alarmas con diversos tonos (hay hasta con luz para reforzar la alerta). Otros son recargables y hasta resistentes al agua.

 

10. Sillones de elevación o con amortiguación 

¿Cuántas veces el adulto mayor ha pedido ayuda para levantarse? Pues también existe tecnología desarrollada para darle máxima independencia.

Lo interesante es que puedes encontrar cómodos sillones de elevación que pueden levantarse lo suficiente como para que la persona se levante sola.

Con un sillón de estas características, también se ayuda al adulto a ponerse de pie sin ejercer presión en las rodillas, las caderas ni la espalda.

Algunos son ajustables para que sean utilizado por la persona tanto al ver televisión como al dormir o tomar una siesta. Incluso, hay sillones que incluyen un sistema de masaje vibratorio y zonas de cero gravedad. 

 

11. Camas especiales

Y para un sueño de calidad, también existen líneas de camas especialmente diseñadas para adultos mayores o personas que deben pasar mucho tiempo en cama.

Puedes contar con camas ajustables que funcionan a control remoto y hasta incluyen barras aseguradoras para una protección extra. Si decides adquirir una, busca alguna que esté hecha de acero reforzado, plegable y con ajuste de alta presión.

También puedes optar por modelos con motor ultra silencioso para el mejor descanso del paciente en cama. 

 

Adultos mayores seguros, familia tranquila

Es una realidad que al alcanzar la adultez, algunas personas pueden necesitar cuidado especial. Tomar precaucione ayuda a prevenir accidentes, que tendrían consecuencias directas en su calidad de vida.

Poner atención a estos detalles le daría al adulto una mayor seguridad y conciencia al momento de realizar actividades cotidianas, como caminar, vestirse o al andar por la casa.

Después de todo, se trata de un trabajo en equipo, entre médicos, familia, cuidadores y, por supuesto, las condiciones del hogar donde vive.

Abraham Monterrosas Vigueras

Psicólogo clinico y periodista digital enfocado en temas de desarrollo humano, estilo de vida, tendencias y bienestar