+13055219440      info@theramart.com

Año nuevo Claves

¿Existe algo tan bonito como utilizar algo por primera vez? Quitarlo de su empaque, tocar su superficie limpia, aspirar su aroma. Y por supuesto, tener la ilusión de lucirlo y ponerle nuestra impronta personal.

Un año nuevo podría considerarse similar a estar de estreno, pues, si bien tenemos proyectos que vienen desde hace tiempo y que necesitamos mantener, también existe la posibilidad de emprender nuevos desafíos y modificar cosas de nuestra vida.

Un año nuevo es como un cuaderno en blanco que espera ser llenado con anécdotas, aventuras y logros, pero presionarnos con objetivos puede ser muy estresante y dañino para nuestra salud.

Por eso es, que, debemos aprender a manejar nuestras metas con paciencia, sabiduría, capacidad de análisis, tolerancia y auto aceptación, pues de este modo evitaremos la ansiedad y la frustración.  

Comienza y termina el año con el pie derecho

A continuación, te dejaremos algunos consejos para que puedas comenzar el año con optimismo y energía, pero también con calma y pie de plomo.

Si bien es cierto que tienes 12 meses por delante para organizar planes y proyectos, es muy importante que puedas focalizarte y valorar cada paso.

1. Establece metas a corto y largo plazo

Puede ser muy difícil planificar una estrategia a largo plazo para nuestra vida, pues corre el riesgo de convertirse en una autoexigencia que acabaría frustrándonos, más que haciéndonos crecer.

Para establecer metas, sean grandes o pequeñas, es útil tener una idea general de aquello que quisiéramos alcanzar en el año, como cambiar de trabajo, ponernos en forma, estudiar, salir de viaje, entre otras. 

Ya sean objetivos a corto, mediano o a largo plazo, siempre deben trabajarse paso a paso, con disciplina y metódicamente.

2. La importancia de las pequeñas cosas: cada paso suma

Cada decisión y acción que tomemos por nuestra meta la hará avanzar.  Si queremos estar en forma para el año próximo, deberíamos comenzar nuestro plan cuanto antes, y no pocas semanas antes de fin de año.

Un objetivo a largo plazo también es una meta que se va conquistando día a día. Alimentarnos mejor este mes podría ser un incentivo para el mes próximo, y el siguiente. Conseguir un mejor trabajo implica una búsqueda y una capacitación constante. Entre otros ejemplos.   

3. Entender que todos tenemos tiempos distintos

No es recomendable comparar nuestros logros, desafíos y metas con los de otras personas. Todos tenemos tiempos diferentes para hacer las cosas, y quizá lo que a alguien le lleva poco tiempo, a otros nos lleva más y viceversa.

Aunque nos lleve un solo año o diez, lo importante es hacerlo. Es importante hacerlo por nosotros, porque nos gusta y nos hace felices y no para impresionar o competir con los demás.

4. Ten cuidado con el exitismo

Al exitismo también se lo llama “síndrome del espejo distorsionado” y está catalogado como una emoción tóxica que puede ser perjudicial para nuestra salud.

La mejor forma de explicarlo es utilizando una metáfora deportiva: En el deporte a veces se gana y a veces se pierde. No se puede ser un ganador siempre, ni continuamente un perdedor. Lo mismo sucede con la vida y el éxito.

El exitismo nunca es un buen camino para comenzar el año. Ni haciendo un balance trágico de aquello que nos ha salido mal, ni mostrándo a los demás lo exitosos que hemos sido. La idea es transformar lo bueno y lo malo en aprendizaje.

5. No seas duro contigo mismo, permítete equivocarte

Puede que en el camino algunas cosas no salgan como esperabas. Hay situaciones que nos exceden y no tienen que ver con decisiones que hayamos tomado, y si así lo fuera, tampoco debería ser motivo para ser duros con nosotros mismos. Mantén la mente abierta, deja que la vida te sorprenda.

6. Haz un balance del año que pasó

¿Nuestros objetivos serían más fáciles de alcanzar si cambiáramos de estrategia? ¿Si ajustáramos el presupuesto? ¿Si dedicáramos más tiempo a otras cuestiones?

Analizar aquellas cosas en las que hemos fallado y acertado de un tiempo a esta parte, es un buen punto de partida para planificar qué quisiéramos lograr el año que comienza.

7. Cuida tu salud, es fundamental estar bien para poder lograr tus metas

Por cuidar de otros o atender responsabilidades, muchas veces nos olvidamos de algo muy importante, como lo es cuidar de nuestra salud física y mental. Sin salud ni bienestar personal será muy difícil alcanzar objetivos y tener ánimos para nuevos desafíos.

Si no tienes tiempo para dar una caminata, o para ejercitarte, puedes utilizar productos terapéuticos especialmente diseñados para reconfortar tu ergonomía luego de una jornada agotadora.

Puedes optar por colchones especiales que se ajusten completamente a tus necesidades de descanso y con los cuales puedas despertar renovado, sin contracturas y con la sensación de haber dormido magníficamente.

 

8. Conoce tus límites

En la búsqueda de nuestras metas, es importante aprender a distinguir cuál es nuestro límite físico y mental para no perjudicar nuestra salud, ni nuestro entorno y vínculos afectivos.  

Seguramente conoces las frases ‘Cueste lo que cueste’ o ‘El fin justifica los medios’. Si perseguir una meta, nos hace daño o daña a los demás, habría que evaluar si realmente vale la pena correr ese riesgo.

9. Libera tu mente

Es un consejo amplio y que puede abarcar múltiples interpretaciones. Desde vencer el miedo a los obstáculos y luchar por los sueños y proyectos, hasta la idea de la liberar la mente de los estándares que la sociedad propone, basados en el éxito y el fracaso.

El miedo a que nos salgan las cosas mal no debe inmovilizarnos ni hacernos dudar, pues hay un 50% de probabilidades que nuestras decisiones no sean las correctas. Pero la vida es así, y vale la pena correr el riego. En el peor de los casos, aprenderemos de nuestros errores.  

Liberemos la mente del miedo, de los obstáculos impuestos culturalmente, aprendamos a hacer las cosas que nos gustan, a ser felices con nuestras metas, por más pequeñas, enormes, absurdas o difíciles que sean.

10. Soluciona asuntos pendientes

Bien sabemos que para empezar nuevos proyectos debemos tomar decisiones respecto a los proyectos viejos, o aquellos que no continuaremos más, o dejaremos en suspenso. De esto se trata solucionar asuntos pendientes.

Se trata de arrancar el nuevo año con nuestras deudas saldadas, con las explicaciones correspondientes dadas, con los estudios médicos favorables, o con un diagnóstico que marcará nuestro rumbo.

Focalizar en las certezas dejando atrás la incertidumbre será como comenzar el año sobre suelo firme. Dejaremos atrás las dudas y avanzaremos con el viento a favor.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Estos 10 consejos te ayudarán a comenzar el año nuevo con el pie derecho?

Desde Theramart te dejamos muy buenos deseos para este año que comienza, y seremos felices de acompañarte a ti y tu familia garantizando tu confort y calidad de vida.

Lara M. Castillo 🌎

Redactora, Guionista y Periodista Digital enfocada en temas de Vida y Estilo, Tendencias, Salud y Bienestar.