¿Es posible viajar con ergonomía? Los mejores tips para disfrutar tu viaje a pleno

 

¿Cómo te caerían unas vacaciones en la playa? Sentir la brisa en el rostro, hacer formas con los pies en la arena, el sabor de la sal en los labios al final del día. 

Pero, claro, antes de eso, tendrás que cargar con tu maleta, hacer fila en el aeropuerto, pasar largos intervalos en la sala de espera, otros más sentado, o incluso durmiendo incómodamente por horas en los asientos de un autobús.

Suena un tanto agotador, ¿cierto? Pero por fortuna, ya existen diversos accesorios diseñados para viajar con la máxima comodidad posible. ¿Quieres conocerlos? Sigue leyendo.

Ergonomía al viajar en avión

Más allá de la duración del trayecto, es claro que todos queremos una experiencia relajada y lo más cómoda posible. Por ello, un cojín cervical es el accesorio básico para este tipo de viajes.

Busca un cojín cervical que tenga espuma viscoelástica, pues se adapta anatómicamente a la forma de tu cuello y minimiza las vibraciones durante el viaje. Algunos cojines tienen una tecnología tan avanzada que incluso se enfrían solos, gracias a una base de gel.

Otra ventaja de los cuellos cervicales es que también son ideales para quienes deben hacer conexiones o escalas en su viaje, pues les permitirá llevar el cuello con el soporte perfecto para descansar.

Al viajar en auto o autobús la mayor comodidad 

Este tipo de viajes se caracterizan por ser inestables, debido a la velocidad del vehículo, las curvas y, claro, las condiciones de las carreteras. Y la parte de tu cuerpo que más resiente todo esto es tu columna vertebral.

Ya existen cojines de asiento y cojines de respaldo especiales para este tipo de viajes. Se trata de productos terapéuticos que brindan soporte y alineación a la columna. Y durante trayectos largos, tienen la ventaja de aliviar el dolor y liberar la presión en la zona del coxis.

Pero no por viajar cómodo vas a sacrificar el espacio. Algunos cojines de viaje son tan prácticos que son ligeros y fáciles de llevar, pues pueden doblarse y hasta cuentan con agarraderas para aumentar la portabilidad.

Consejos útiles para aumentar la comodidad

Antes de abordar el transporte que te llevará a tu destino, te será de utilidad practicar algunos estiramientos de piernas y brazos, así como flexiones de cuello y hombros. Eso ayudará a relajarte más, sobre todo si se trata de trayectos largos.

¿Qué asiento conviene elegir?

Si tienes la posibilidad de elegir un asiento, prefiere los que estén colocados en el pasillo. De esta manera, podrás tener un poco más de espacio y levantarte con más frecuencia a estirar las piernas o caminar un poco sin molestar a nadie.

¿Cómo debemos vestirnos?

La ropa es un detalle básico a considerar. Ante todo debe estar la comodidad, pero también la previsión. La clave es vestir por capas, es decir, prendas que te puedas ir poniendo y quitando durante el trayecto. El clima dentro de los aviones puede ser muy fresco y hay que anticiparse a ello.

¿Cómo convertir un viaje en auto en algo más placentero?

Si viajas en auto y eres tú quien maneja, también hay cojines ergonómicos y cojines especiales con gel. Elige uno que sea portable y liviano, pero que sobre todo se adapte a tu cuerpo para amortiguar la presión. El material de algunos de estos cojines ayuda a distribuir el peso, reducir la fatiga y aliviar el dolor.

Este tipo de cojines son tan cómodos que también sirven para quienes pasan mucho tiempo sentados y hasta cojines para personas en silla de ruedas. Los que tienen cubierta de gel pueden ayudar a mantener la temperatura.

Un viaje cómodo, es un viaje feliz

Como puedes ver, la ergonomía está de tu lado para ayudarte. Ya sea que viajes en avión, autobús o automóvil, siempre habrá algún producto ideal para ti.

Con los accesorios adecuados, vacacionar a algún destino será una experiencia relajante que puede comenzar desde el propio trayecto. ¡Disfruta tu viaje!

 

Abraham Monterrosas Vigueras

Psicólogo clinico y periodista digital enfocado en temas de desarrollo humano, estilo de vida, tendencias y bienestar