+13055219440      info@theramart.com

remedios para la incontinencia urinaria

En esta etapa de la vida se deben incluir experiencias para trasmitir y compartir con nuestros seres queridos. Si se vive positivo, puede resultar de un tiempo lleno de regocijo y felicidad.

La incontinencia urinaria es una pérdida de control de la vejiga siendo condición común en adultos mayores a partir de los 60 años. No obstante se puede dar tanto en mujeres y hombre con menor edad. En el diagnóstico es importante destacar: La pérdida de fuerza y resistencia de los músculos de la vejiga además de ser un síntoma, no un enfermedad.

A la hora de realizar un tratamiento de incontinencia urinaria en el adulto mayor se deben tratar varios frentes. No sólo son importante los medicamentos, ejercicios y remedios naturales que ayuden a mejorar esta condición sino también aprender a sobrellevarlo. 

Al perder el control vesical provoca la incapacidad de retener la orina, lo que conlleva a diversas consecuencias físicas y psicológicas que pueden alterar de forma negativa el bienestar de quien lo padece induciéndolo a la depresión y vergüenza por este síntoma.

¿Qué tipos de incontinencia existen?

tratamiento-incontinencia-urinaria

  1. Por esfuerzo: Esta se caracteriza por la pérdida de orina asociada a movimientos o actividad física. Es más común en mujeres y el paciente no nota una sensación previa al escape de orina ya sea por: Risas, estornudos, deportes o levantar objetos pesados.
  1. Por Urgencia: Se define de esta manera por el dolor que puede sentir el paciente al aguantar las ganas de orinar o el miedo de orinarse encima. Esta enuresis se produce por un músculo de suelo pélvico débil aunque el paciente tenga consciencia previa de lo que ocurre.
  1. Mixta: Se origina por el mal funcionamiento e incompetencia del esfínter. No existen síntomas específicos aunque se puede determinar por: la frecuencia y la cantidad de veces que vaya el paciente al baño.
  1. Psicógena: Se conoce cuando la inestabilidad vesical o contracción voluntaria de orinar se origina de forma repentina sin que el paciente se dé cuenta. Es frecuente su aparición a partir de los 75 años y más común en hombres que en mujeres.

Los mejores remedios para el tratamiento de la incontinencia urinaria

El tratamiento y los remedios caseros adecuados dependen del tipo y gravedad de los síntomas. Es usual que se requiera una combinación de ellos y medicamentos donde el medico va a sugerir si serán o no menos invasivos.

Algunos remedios y medicamentos que suelen utilizarse son:

  1. Anticoligernicos: Tienen la capacidad de calmar la vejiga cuando esta es hiperactiva y son necesarios cuando la incontinencia es imperiosa. Algunos de los medicamentos más comerciales son: tolterodina (Detrol), Solifenacina (Vesicare), fesoterodina (Toviaz) y oxibutinina (Ditropan XL).
  1. Mirabegron (Myrbetriq): Funciona como relajante y ayuda a la vejiga aumentar su capacidad de retención de orina. Además, puede mejorar el vaciado de orina al momento de ir al baño.
  1. Alfabloqueantes: Es un medicamento mayormente usado por pacientes hombres. Ayuda a relajar los músculos del cuello de la vejiga y fibras musculares de la próstata para facilitar su vaciamiento. Algunos de los más conocidos son: Tamsulosina (Flomax), silodosina (Rapaflo) y terazosina.
  1. Estrógeno tópico: Aplicar un tónico de estrógeno en baja proporciones ya sea en crema, parches vaginales puede ayudar a tonificar los músculos y rejuvenecer los tejidos de la zona vaginal. Sin embargo, no se recomienda el uso de estrógeno sistémico o tomar píldoras ya que pueden empeorar el cuadro.
  1. Nature’s Sunshine: Ayuda al mantenimiento urinario. Elaborado con extractos de hojas de hortensia, uva, ursi y lúpulo (ingredientes claves en la medicina natural) que promueven el flujo de la orina, sintetiza el tracto urinario apoyado al sistema inmune.

El mantenimiento urinario combina una serie de vitaminas y minerales que estimulan los vasos sanguíneos y repone el suministro de potasio expulsado a través de la orina.

remedios caseros incontinencia

  1. Estimulador del suelo pélvico: ApexM ayuda a fortalecer y tonificar los músculos pélvicos muy parecido a los ejercicios de Kegel pero este es a través de una sonda personalizada ajustada al nivel de incontinencia que el paciente tenga.

Al debilitarse los músculos del sistema urinario, el paciente pierde de forma involuntaria una parte de orina. Una sesión de 15 min durante una semana puede ayudar a tratar los síntomas en mujeres.

  1. Cirugía: Existen una variedad de soluciones quirúrgicas. Variará según el grado y el estado de la vejiga y uretra. Algunas opciones quirúrgicas son:
      • Autosondaje intermitente: Consiste en la inducción de una sonda en la vejiga a través de la uretra. Es utilizada por pacientes con incontinencia por daño neuronal o que no controlan la micción. Esto hace que el catéter vacíe por completo los escapes de orina.
      • Entrenamiento de vejiga: Aprender a recuperar el control y la salida del orine es la clave para aumentar la capacidad de aguante. Esto se consigue mediante ejercicios específicos que desarrollan el suelo pélvico del paciente.
      • Estimulación eléctrica intravaginal: Reforzar las contracciones del suelo pélvico por medio de un electrodo ayuda a que la paciente retenga más las ganas de orinar sin ningún escape.
    1. La alimentación: Existen una variedad de alimentos, infusiones y condimentos que se pueden incluir en el plan nutricional del paciente. Son ideales para combatir, mejorar y restaurar este síntoma de forma natural y saludable. Algunos de estos alimentos son:
      • Arándanos, salvia, romero, canela, cebolla, ajo, y perejil son algunas de las opciones que pueden incluir en su alimentación por medio de infusiones o como condimentos.

    Existen algunas medidas claves para retrasar la aparición de incontinencia urinaria. Algunos de los consejos que puede tener el paciente en cuenta son:

    • Evitar el sobrepeso y obesidad, esto reduce la presión intradominal y evita el dolor que puede sentir el paciente por retener las ganas de orinar.
    • Reducir el consumo de café, gaseosas, bebidas energizantes, alcohol y bebidas con estimulantes químicos.
    • Eliminar de la alimentación el consumo excesivo de picante.
    • Aumentar el consumo de fibra y carbohidratos complejos para evitar el estreñimiento.
    • Reducir el consumo de alimentos o bebidas que tengan propiedades diuréticas como: Sandia, piña, pepino, melón, té verde entre otros.
    • Evitar beber líquidos entre 3 a dos horas antes de irse a dormir.
    • Evitar empujar el orina. Esto hace que se debiliten los músculos del suelo pélvico.

    Juliana Guerrero 🌎

    Healthy Coach y Redactora en Nutrición y Terapias complementarias. Nutrición Deportiva -Fed. Española de Aerobic y Fitness-.