+13055219440      info@theramart.com




¿Alguna vez se preguntaron porque se producen continuas caídas en viviendas no asistidas? ¿Siendo este un lugar tan seguro para la integridad del adulto mayor?

Para poder entender, comprender y reducir el riesgo de caídas se presenta un dinámico preguntas y respuestas con el fin de generar un ambiente de seguridad en el hogar. También a la vez, buscamos prepararlos en materias de prevención y seguridad generales de caídas, para transmitir como se debe enfrentar y actuar en caso de que se presente alguna emergencia.


¿Con qué frecuencia ocurren las caídas en el hogar de personas de la tercera edad?

En la actualidad nos encontramos frente al aumento de las caídas dentro del hogar, al punto de que se ha convertido en la principal causas de accidentes dentro de este. Lo anterior pone peligro al grupo más propenso a sufrir caídas o golpes dentro del hogar, precisamente hablamos de los adultos mayores. El conflicto se presenta además en cómo esto afecta la cotidianidad de las tareas que realizan, generando así una interrupción a la independencia de ellos mismos.


¿Sabes cuáles son las cifras de Organización Mundial de la Salud con respecto a las caídas? 

  • Las caídas son la segunda causa mundial de muerte por lesiones accidentales o no intencionales.
  • Se calcula que anualmente mueren en todo el mundo unas 000 personas debido a caídas, y más de un 80% de esas muertes se registran en países de bajos y medianos ingresos.
  • Los mayores de 65 años son quienes sufren más caídas mortales.
  • Cada año se producen 37,3 millones de caídas cuya gravedad requiere atención médica.
  • Las estrategias preventivas deben hacer hincapié en la educación, la capacitación, la creación de entornos más seguros, la priorización de la investigación relacionada con las caídas y el establecimiento de políticas eficaces para reducir los riesgos.


En Latinoamérica según las estadísticas del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades nos indica que: ¨Un 20 a 30% de las personas mayores que se caen sufren lesiones moderadas o graves, tales como hematomas, fracturas de cadera o traumatismos craneoencefálicos¨


Es importante considerar que si bien las estadísticas intentan abarcar la mayor cantidad de datos obtenidos o documentados enfocados a adultos mayores, no hay que desconocer que también existen incidentes que quedan al margen de toda estadística debido a que no son notificadas por este grupo, por familiares cercanos o cuidadores de adultos mayores.


¿Por qué caen las personas mayores?

Existen variados estudios que reúnen información de los posibles motivos que generen o desencadenan algún tipo de caída:

  1. Podemos identificar que la edad es uno de los principales factores que influyen en los factores de riesgo que desencadene en alguna caída. Lamentablemente el riesgo aumenta con el paso de los años.
  2. Otros factores de riesgos indicados como gran causa de caídas son los trastornos tanto físicos como sensoriales y cognitivos relacionado con el envejecimiento. Ejemplos: falta de equilibrio, mareos, vértigos etc.
  3. Importante es mencionar la manera en que como el entorno en el cual se rodean no se encuentra adaptados a las diferentes necesidades de la población de adultos mayores generando así diferentes problemas.

 
¿Qué medidas preventivas y correctivas pueden tomar para reducir el peligro de caídas de adultos mayores?

Efectivamente existen diversas medidas tanto preventivas como correctivas para poder tanto disminuir o eliminar de manera efectiva los diferentes peligros de caída.

Siempre es importante considerar todos los puntos posibles para que de alguna manera sea posible disminuir el posible peligro de caídas, pero ¿por cuál se comienza? ¿Existe algún orden? ¿Cómo defino una buena estrategia para reducir el peligro de caída?

Primero, considerar el estado de cada adulto mayor es el comienzo perfecto. Si es posible contar con un programa de ejercicio que beneficie en lo posible la capacidad física, generando así un fortalecimiento muscular, obviamente también acompañado de  ejercicios de equilibrio prescritos por profesionales sanitarios con formación adecuada.

Otro punto de acción a tener en consideración para el cuidado del adulto mayor, es el ambiente en el cual nos rodeamos, sea ya en nuestra casa, lugar de trabajo etc. En dichos lugares es importante realizar una especie de inspección del entorno en el cual nos rodeamos para detectar los posibles riesgos, de manera de lograr y realizar modificaciones a estos espacios. Podemos también destacar las siguientes acciones:

  • Mantener el suelo limpio y los más libre posible de obstáculos, sobre todo en los espacios para la circulación
  • Evitar la circulación por partes en la cual el suelo puede permanecer resbaladizo
  • Fijar al suelo de manera efectiva todo tipo de alfombra, evitando siempre los pliegues de esta.
  • Colocar especies de pegatinas antideslizantes en la ducha dentro de los baños
  • Mejorar la iluminación dentro del hogar para hacer más visible pasillos y espacios comunes
  • Si es posible y necesario realizar la instalación de barandas en puntos críticos de circulación ya sea escaleras bañeras etc.

 
¿Cómo levantarse después de una caída?

Existen diferentes métodos para poder levantarse después de una caída, pero según los experto la siguiente manera de hacerlo de manera segura es la efectiva. A continuación te lo explicamos:

Es importante mencionar que si usted se encuentra herido no debe realizar ninguna maniobra, ya que esto podría empeorar el panorama de la lesión. Si ocurre esto, es necesario pedir ayuda a algún familiar cercano o cuidadora. Si nos encontramos solos, es urgente alertar a algún servicio médico, llamando desde algún teléfono o generando alguna alarma que pueda alertar a alguien que nos pueda socorrer.

Para levantarse del suelo después de una caída es necesario mantener una buena postura ya que disminuye la tensión en nuestro cuerpo y ayudará a mantener nuestro equilibrio. Realizar esta acción requiere contar solamente de algún apoyo ya sea alguna pared, silla o alguna escalera, o bien un cuidador de personas mayores.

Esta maniobra se divide en tres partes:

  • Darse la vuelta
    Coloca tu brazo izquierdo de modo que quede alineado con tu cuerpo, coloca tu mano derecha debajo de tu muslo o glúteos. Para evitar dislocar el hombro mantén tu brazo (izquierdo) en esa posición hasta que te hayas dado la vuelta por completo.
    Pon tu otro brazo (derecho) en ángulo recto respecto a tu cuerpo, dobla tu rodilla derecha y coloca el pie derecho sobre el suelo, inclina suavemente esta pierna (derecha) hacia el exterior. Lleva tu pierna y brazo derecho hacia la izquierda al mismo tiempo, este impulso te ayudará a dar la vuelta sobre tu vientre sin mucho esfuerzo.
  • Ponerse en cuatro patas
    Levanta tus manos hasta la altura de tu cabeza, empuja hacia atrás mientras metes tus rodillas bajo la pelvis.
  • Levantarse con la ayuda de algún apoyo o soporte
    Para poder encontrar un soporte que te ayude a levantarte no dudes en desplazarse a gatas antes de levantarte. Coloca ambas manos sobre el soporte y levanta la parte superior del tronco. Coloca tu antebrazo izquierdo sobre el asiento o apoyo y levanta tu rodilla derecha junto al apoyo con tu mano derecha. Por último apóyate sobre la punta del pie retrasado para subir y levántate mientras exhalas empujando con las manos y pies.

Es recomendable practicar este ejercicio con regularidad en presencia de otra persona, así podrás generar más confianza y dominaras las 3 etapas.