Previene tus várices con estos cojines de elevación de piernas


Para vivir, la sangre debe correr por el cuerpo. Pero cuando hay problemas en el flujo de esa sangre o los vasos sanguíneos se inflaman, se experimentan algunas complicaciones que pueden comprometer la salud.

Algunos ejemplos tienen que ver con problemas en el retorno venoso o con las várices, las cuales afectan la calidad de vida de ciertas personas. Por fortuna, existen soluciones.

A continuación, te compartimos en qué consisten y algunas recomendaciones para mejorar la circulación en las piernas. Sigue leyendo.

La circulación y su importancia en el cuerpo humano

El sistema circulatorio cumple una función vital en el organismo. Se encarga de transportar correctamente la sangre, desde el corazón a todo el cuerpo y de regreso, a través de las venas y arterias.

Para lograrlo, las venas cuentan con pequeñas válvulas que se abren y cierran, con el objetivo de controlar la presión y el flujo de la sangre.

El problema ocurre cuando estas válvulas dejan de funcionar correctamente, se separan o no cierran bien.

Dos padecimientos relacionados con la circulación son problemas con el retorno venoso y las várices. Veamos en qué consisten.

Retorno venoso: qué es y cómo favorecerlo

El sistema cardiovascular funciona como si se tratara de un circuito cerrado. El flujo de la sangre debe regresar al corazón. Eso es el retorno venoso.

Es decir, la sangre desoxigenada vuelve al corazón. Sin embargo, a veces dicho órgano no puede bombear lo suficientemente fuerte para un adecuado retorno venoso, sobre todo cuando viene de partes del cuerpo ya muy distantes al corazón, como las piernas.

¿Cómo ayudar a un mejor retorno venoso?

  • Evitar estar sentado, de pie o quieto durante largo tiempo.
  • Usar prendas cómodas y poco ceñidas al cuerpo.
  • Dieta saludable (menos sal y más agua, así como frutas y verduras ricas en fibra).
  • Mantener las piernas ligeramente elevadas durante el sueño.

Varices: qué son y por qué salen

También conocidas como ‘venas varicosas’, se trata de venas hinchadas que son visibles justo debajo de la piel. La mayoría de las veces, aparecen en las piernas y suelen acompañarse de hinchazón, pesadez, picor y calambres.

Las várices ocurren por un problema en las válvulas, encargadas de fluir sangre al corazón. Al estar débiles o dañadas, la sangre se detiene y acumula en las venas, hinchándolas.

Existen algunos factores de riesgo:

  • Ser mujer.
  • Padecer obesidad.
  • No hacer ejercicio.
  • Tener antecedentes familiares de várices.
  • Durante el embarazo.

Por ello, para la mejor circulación de las piernas, los expertos recomiendan:

  • Hacer ejercicio habitualmente.
  • Perder peso.
  • Elevar las piernas al descansar.
  • Evitar cruzar las piernas (pues se dificulta el flujo de la sangre).
  • Utilizar ropa suelta.

Algunas várices pueden ser dolorosas o, por su apariencia, afectar la seguridad de la persona. De ser así, los médicos pueden recomendar procedimientos para extirparlas.

¿Qué hacer para mejorar la circulación en las piernas?

  • Medias terapéuticas (según el grado de compresión que se necesite).
  • Masajes en las piernas (refrescarlas con agua fría para evitar la dilatación).
  • Calzado adecuado (tacones de menos de 5 cm y suela mínima de 2 cm).
  • Practicar ejercicio habitualmente y beber mucha agua.
  • Mantener las piernas ligeramente elevadas al acostarse o sentarse.

Una alternativa segura, cómoda y efectiva es el uso de cojines especiales, tanto para dormir como para elevar las piernas al realizar ciertas actividades cotidianas.

Un ejemplo es el cojín para entrepiernas TheraFix, ideal para dormir adecuadamente y libre de molestias. Se encarga de separar las rodillas durante el sueño, con un diseño ergonómico que favorece la circulación. Su funda respirable es hipoalergénica y 100% lavable.

 

 

Entra aquí y conoce todos los detalles sobre el cojín para entrepiernas TheraFix.

Otra opción son los cojines de elevación. El cojín TheraLev, por ejemplo, tiene la ventaja de no perder su forma y de soportar hasta 90 kg de peso. Por su parte, el cojín de elevación TheraVersa tiene una doble función: como respaldo y para mantener la pierna elevada durante alguna recuperación. Ambos productos son ergonómicos, transportables y fáciles de limpiar.

Problemas de circulación sanguínea: foco de atención

Como puede verse, los problemas relacionados con la circulación sanguínea exigen un nivel de atención importante. No sólo se trata de verse bien, sino también de sentirse y estar bien.

Algunas situaciones de salud serán más controlables que otras. Y en el caso de problemas con el retorno venoso y las várices, muchas cosas pueden hacerse.

Una dieta saludable, de la mano del ejercicio y elegir el cojín adecuado forman el combo ideal para una vida de bienestar.

 

Abraham Monterrosas Vigueras

Psicólogo clinico y periodista digital enfocado en temas de desarrollo humano, estilo de vida, tendencias y bienestar

Lecturas más acogedoras