Consejos de Fisioterapia para la rehabilitación en fracturas de caderas en Adultos Mayores

Laura Mejía Zapata es fisioterapeuta en la Fundación Universitaria María Cano de Medellín, Colombia. Además, ha realizado una maestría en Fisioterapia orientada en Geriatría en la Universidad CEU Cardenal Herrera, en Valencia (España).

A continuación, nos dejará un valioso aporte sobre el protocolo para la rehabilitación de fracturas de cadera en la tercera edad, que lamentablemente, es uno de los motivos más frecuentes de inmovilidad y discapacidad en el anciano. 

 ¿Por qué la fractura de cadera es una lesión frecuente en el adulto mayor?

En la ancianidad, las personas corren mayor riesgo de fracturarse la cadera porque los huesos tienden a debilitarse con el pasar de los años debido a la osteoporosis.

También se suman otros factores, que, junto con la osteoporosis, podrían ocasionar fracturas de cadera. Por ejemplo: consumo de medicamentos, déficit en la visión, problemas de equilibrio, movilidad reducida, entre otros.

Por eso es tan importante que puedas informarte para entender cómo prevenir caídas en el adulto mayor, y así evitar peligrosos accidentes que puedan dejarlos incapacitados. 

Dicho todo esto, vamos con Laura Mejía Zapata, quien señala que la rehabilitación tras una cirugía de cadera se divide en 3 fases:

Primera fase de rehabilitación de cadera

Dura 21 días y tiene como objetivo:

  1. Los dos primeros días serán hospitalarios, y se dará de alta, siempre y cuando, no haya ninguna complicación post cirugía.
  2. Los primeros días también se dedicarán a disminuir dolor e inflamación por medio de hielo, elevación y reposo.
  3. Avanzada esta primera fase, se empezará a reeducar la marcha y se cuidará de la cicatriz, realizando ejercicios de potenciación muscular.

Ejercicios para esta fase:

1. Caminar con un andador:

primero utilizando pierna operada y luego la sana. (Esto es para personas principiantes)

2. En personas más avanzadas se utilizarán muletas:

Se caminará por 2 minutos con ellas, procurando colocar la muleta en el brazo contrario a la pierna operada.

3. Ejercicios de movilidad con Banda Elástica Funcional:

    •  Se harán flexiones de cadera con el propio peso del cuerpo.
    • Con la espalda recta, apoyar firmemente la pierna operada y ayudarse a soportar el peso con a pierna contraria.
    • En posición de sentados se colocará la banda elástica en el pie y se ayudará a flexionar la cadera con rodilla flexionada.
    • En posición horizontal con banda elástica en el muslo se flexionará y estirará la pierna.

4. Ejercicios con pelota de pilates:

    • En posición horizontal, con las piernas encima de la pelota de pilates se flexionará y estirará llevando la pelota hacía adentro y hacía afuera.
    • En posición horizontal, se coloca la pelota entre ambas piernas y entre los tobillos y se levantará ambas piernas y se descansará. (Esté ejercicio se puede realizar dos veces al día. En la mañana y en la noche).

5. Ejercicios de potenciación muscular para evitar la atrofia muscular:

    • En posición horizontal se eleva la pierna operada y se la deja en el aire unos segundos y luego se descansa. Lo ideal: 3 series de 10 repeticiones. Mientras debe quedarse 10 segundos en elevación.
    • Ejercicios de abducción: En posición de sentados se coloca la banda elástica entre ambas piernas y se las abre y cierra muy suavemente. Se realiza 3 series de 10 segundos
    • Ejercicios de aducción: En posición de sentados y con las rodillas flexionadas, se coloca una pelota mediana entre las piernas y se la intenta aplastar durante 10 segundos y luego se descansa. Se recomiendan 3 series de 10 segundos.
    • Con las dos muletas cómo apoyo se va a levanta la pierna sana y se pone todo el peso sobre la operada. Se intentará permanecer 3 segundos en esta posición antes de descansar y cambiar de pie. Se deberá intentar mantener la cadera firme sin que se voltee. Cantidad de series recomendadas: 10 en la mañana y 10 en la tarde.
    • Cantidad de ejercicio posible: 2 veces al día
    • Duración: 20 minutos
    • 15 minutos de hielo después de realizado los ejercicios

Precauciones generales para tener en cuenta tras una cirugía de cadera  

  • No se deben cruzar las piernas por ningún motivo durante el primer año desde la cirugía, ni siquiera para dormir.
  • No dormir del lado afectado, sino, hacerlo con la piernas paralelas con un cojín en el medio para evitar malas posturas y el aumento del dolor.
  • En estos casos puedes ayudarte con un cojín abductor de cadera como TheraBlock, que mantiene las piernas estiradas y ayuda a la recuperación tras una cirugía de cadera
  • Si se va a dormir boca arriba, la pierna afectada debe estar elevada con una almohada o toalla para evitar la rotación externa que puede dañar la cirugía.
  • Para subir y bajar las escaleras debe hacerlo apoyándose en la barandilla. Primero sube la pierna buena y luego la pierna afectada. Para bajar se realizar lo mismo, pero a la inversa, de este modo se amortigua el peso de la bajada.

¿Cómo cuidar la cicatriz tras la cirugía?

Para que no se afecte la movilidad de la articulación tras una operación de cadera, se deben evitar las adherencias a la piel a partir de las dos semanas cuando ya son retirados los puntos de sutura.

En importante mantenerla hidratarla y realizarse automasajes. Hay que tener en cuenta que la de cadera es una rehabilitación que dura entre 6 meses y 1 año hasta la mejoría total en la parte muscular/articular.

Segunda fase de rehabilitación de cadera:

Dura entre 21 y 40 días y tiene como objetivo:

  1. Disminuir dolor y controlar inflamación
  2. Conseguir mejorar movilidad articular 90 a 110 grados
  3. Realizar la marcha correctamente con una muleta

Los ejercicios para esta fase serán de potenciación muscular

    • Automasaje suave con aceite en los cuádriceps para liberar la tensión muscular. Hacerlo en la zona cercana a la cicatriz y a sus alrededores.
    • Con una banda elástica en la zona poplítea de la pierna operada se doblará y estirará la pierna.
    • En posición horizontal boca arriba y con una pelota de pilates se doblará y estirará las piernas.
    • En posición de sentados y con una almohada cómo apoyo, se coloca una pesa de 1kilo en el pie, se la sube y se la baja en 3 series de 10 repeticiones.
    • Puente isométrico: 3 series de 10 repeticiones
    • Ser conscientes de la marcha: talón, puntas, pierna izquierda - brazo derecho. Pierna derecha- brazo izquierdo. Doblando rodillas.

Cuidados y precauciones 

    • Se debe dormir con las piernas dobladas y apoyadas en una almohada. Evitar al máximo la rotación externa.
    •  Masaje en la cicatriz, alrededor y a los lados de 3 a 4 veces al día. Sin aceite para evitar las adherencias.

Tercera fase de rehabilitación de cadera

Dura entre 6 meses y 1 año, y entre los objetivos se encuentra:  

  1. Tener controlados dolor e inflamación
  2. Reeducar la marcha
  3. Fortalecer musculatura de cadera
  4. Potenciar la musculatura de cadera y rodilla

 Ejercicios para esta etapa

    • Flexo-extensión de rodilla con el propio peso.
    • Abducción de cadera con pelota mediana.
    • En posición de lado, levantar la pierna y volver a la posición inicial con ambas piernas juntas. Se debe comenzar por la operada y realizar 3 series de 15 repeticiones
    • En posición boca abajo, extender la pierna y bajarla.
    • En posición boca arriba, levantar la pierna afectada y realizar círculos. Se descansa y se cambia de pierna.

Hidroterapia: tratamientos alternativos para la rehabilitación de cadera en la tercera fase 

La hidroterapia propone ejercicios que pueden ayudar a rehabilitar más rápidamente la marcha. Como el cuerpo tiene menos peso en el agua, no existe carga excesiva en las articulaciones y se pueden realizar con más intensidad y variedad.

  • Caminar dando un paso primero con la pierna operada y luego con la otra.
  • Nadar de un lado de la piscina a otro.
  • Apoyarse en el borde de la piscina, doblar rodilla y levantarla
  • Plantiflexión de tobillo de un lado de la piscina otro.

Todos los ejercicios antes descritos deben ser siempre bajo la supervisión del médico cirujano, del ortopedista y de un fisioterapeuta que sabrá cómo adaptar el tratamiento a cada paciente de manera personalizada.

Ultimas recomendaciones de Laura Mejía Zapata

Cada persona es distinta y tiene distintos resultados. Normalmente la recuperación total se demora un año. Sin embargo, habrá pacientes que se demoren menos o más, todo dependerá de su edad, estilo de vida, alimentación, estado emocional y su vínculos de apoyo en esta etapa.

En el caso de un adulto mayor se debe tener más paciencia y ser muy creativo en la creación del tratamiento para que haya mayor adherencia a la terapia, y siempre incluir a la familia o cuidadores a cargo del anciano.

Debido a que está fractura es de las más comunes entre los ancianos y la que mayor incapacidad ocasiona, debemos educar a nuestros pacientes para evitar caídas, recaídas.

Del mismo modo que ayudarlos a trabajar el equilibrio y la propiocepción, para que tenga la mejor calidad de vida, o aún mejor, que la que tenían antes del accidente que les produjo la fractura y llevo a una cirugía.

¿Te ha gustado este artículo de Laura? Puedes encontrar mucho contenido de utilidad en su sitio web, además de seguirla en sus redes sociales, para no perderte ninguno de sus consejos ni actualizaciones sobre fisioterapia.

 

Lara M. Castillo

Editora, Redactora, Guionista y Periodista Digital enfocada en temas de Vida y Estilo, Tendencias, Inclusuión, Salud y Bienestar.