+13055219440      info@theramart.com

como mejorar la postura

La garantía de una buena salud comienza desde cómo nos alimentamos hasta cómo nos sentamos. La espalda es una de las zonas más importantes y delicadas del cuerpo. Y una buena postura es la mejor alternativa para la prevención de lesiones, dolores y molestias.

Un dolor de espalda a causa de una postura incorrecta puede estar relacionada por diversas situaciones: lesiones deportivas, secuelas de accidentes, condiciones especiales como la escoliosis o en el más común de los casos debido a una mala posición al sentarse.

Además, un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud aproxima que alrededor del 80% de la población mundial ha sufrido de dolor de espalda a causa de una mala postura y trasciende como discapacidad en el adulto mayor.

Cómo mejorar la postura corporal

  • Cojín postural Theractive Negro: es ideal para personas que pasan gran parte de su día sentadas. Su diseño anatómico permite la comodidad mientras te ayuda a cómo mejorar tu postura gracias a su espuma Viscoelástica Theraforma. 
  • Reconocer tus hábitos: Cuando no se está teniendo una buena postura, y se carga peso excesivo y se optan por malos hábitos de vida que disminuyen la calidad de vida.
  • Siéntate correctamente: No sentarse encorvado en forma de “C”. Al contrario, una espalda erguida donde la columna pueda estirarse y mantener su ergonomía natural puede corregir y evitar dolor de cabeza, entumecimiento de brazos, manos, inflamación de articulaciones en los codos y músculos.
  • Mantener un peso saludable ajustado a tu altura. Al igual que mantener en rangos saludables la masa muscular y porcentaje de tejido adiposo corporal.
  • No optar por patrones posturales.
  • Tomar consciencia a tiempo de lesiones y acudir a un especialista.

 

¿Por qué debo corregir la postura de la espalda?

  1. Te sentirás más animado

Cuando nos sentimos mal, tristes o deprimidos es normal encorvar la espalda, redondear los hombros como si nos escondiéramos, exteriorizando inseguridad y ansiedad en nuestra vida.

Mantener una postura erguida y caminar con la espalda recta te ayuda de forma natural a sentirte más seguro, lleno de fuerza y relajado. Además, nuestros órganos internos pueden funcionar mejor a causa de un cuerpo relajado evitando dolores que puedan entorpecer nuestro día.

  1. Tendrás mayor flexibilidad

Un cuerpo con una posición alineada te permite trabajar correctamente. Los músculos se sentirán libres al no estar sometido a posiciones extrañas que lo contraigan y esto va a mejorar tu flexibilidad de forma natural y progresiva. Realizar estiramientos es uno de los beneficios más importantes y que a su vez pueden ser utilizados en cualquier momento del día.

  1. Sentirás más energía

Al mejorar nuestra posición las funciones vitales del organismo también lo hacen. La respiración es más fluida, la digestión se realizara en mejor condición y menor tiempo, y, nos sentiremos más activos para desempeñar las actividades diarias y mantener un estilo de vida saludable.

  1. Reducirás la tensión muscular

Vivir en estrés y nerviosismo solo genera una mala alineación corporal produciendo mayor tensión muscular. Mantener tu espalda recta libera la presión de órganos, músculos haciéndote sentir más relajado, libre de dolencias en piernas, rodillas, pies y sobretodo sin sobrecargas por aumento de tensión.

  1. Tendrás menos de estrés

Una espalda recta puede evitar la tensión muscular, reducir el estrés y la ansiedad. Un cerebro estresado segrega hormonas en modo de supervivencia. Corregir la postura nos ayuda a drenar mejor la tensión mientras se realizan las actividades cotidianas.
Realizar actividades recreativas que distraigan y dispersen la mente es de vital importancia.

mejorar postura

 

Ejercicios para enderezar la espalda

  • Deslizarse contra la pared: Una pregunta frecuente del por qué nos encorvamos es por falta de un estiramiento adecuado.
    Apoyar la espalda contra la pared y deslizar el cuerpo (agacharse) con las rodillas dobladas mientras se realiza una flexión y presionar la pared al mismo tiempo.
    Mantener esta posición unos 15 a 20 seg y repetir de 5 a 10 veces el ejercicio.
  • Rodilla al pecho: Uno de los ejercicios más simples que pueden mejorar la postura mientras alivia o previene cualquier posible malestar en la zona lumbar.
    Acuéstate en el suelo o mat de yoga boca arriba, estirar las piernas y subir una rodilla hacia el pecho mientras la otra permanece estirada. Mantener la posición de 20 a 30 seg y repetir de 2 a 3 veces.
  • Postura del yoga: El yoga es una de las disciplinas más beneficiosas para el organismo. No sólo como método de relajación sino también beneficia y reestablece la alineación de la espalda y ayuda a mantenerla en su lugar si se realiza una práctica constante.
    La postura de la cobra solo tienes que colocar las manos en los lados del cuerpo a la altura de los hombros, y antebrazos y manos en el suelo, levantar el cuerpo a mitad superior del cuerpo, con los dedos estirados y mantener las piernas contraídas.
  • Enderezar la espalda: Una espalda encorvada presiona constantemente los músculos de la zona lumbar, mientras que la espalda alta se debilitan.
    Cuando permanezcas sentada debes realizar ejercicios de estiramientos para evitar contracturas por falta de movilidad y que se curve. Por ello, es recomendable sentarse con la espalda erguida cuando se esté de pie y sentado contrayendo el abdomen.
  • Cuida tu cuello: El cuello es una de las zonas más afectadas debido a horas prolongadas en la misma posición afectando la columna vertebral.
    Mantén tu cabeza alineada con tu espalda y mantenlo cuando estés sentado. Una técnica que puede resultar muy favorecedora es realizarse masajes para liberar tensiones, esto contribuirá para que los músculos permanezcan estirados.
  • Pilates: Una incógnita frecuente que se realizan las personas es ¿cómo puedo mejorar mi postura? El Pilates es una disciplina muy popular para mejorar la postura a un bajo costo.
    Además, de fortalecer el cuerpo, ganar fuerza muscular y ser más flexible te brinda bienestar mientras estas en movimiento.
  • Un buen calzado: Pasamos la mayor parte de nuestro día caminando. Y el calzado es crucial a la hora de andar. Un calzado anatómico, cómodo y que protejan todo el pie también ayuda a tu espalda a distribuir el peso con mayor equidad.
  • Realiza pausas laborales: Es muy común pasar muchas horas o frente al ordenador o de pie. Tomarte una pausa en la jornada laboral le dará un alivio a brazos, cuello, hombros e incluso tus manos. Toma una corta caminata de 10min o acuéstate y levanta ambas piernas hacia arriba para mejorar la circulación.
  • Duerme bien: Es una causa común de lesiones y tensiones musculares. Un sueño reparador puede brindarte el descanso y el confort que necesitas. Revisa tu colchón de forma periódica y procura que este no pierda su elasticidad.

Realizar actividades que promuevan el bienestar junto a técnicas que fortalezcan y mejoren la postura de la espalda puede marcar de forma significativa tus experiencias de vida. El cambio de hábitos y tomar conciencia de ellos es vital ya que sin invertir grandes cantidades de dinero pueden aliviarte y ayudarte a llevar una vida más feliz.

Juliana Guerrero 🌎

Healthy Coach y Redactora en Nutrición y Terapias complementarias. Nutrición Deportiva -Fed. Española de Aerobic y Fitness-.