+13055219440      info@theramart.com

causas de la ciática

Existen varias lesiones que pueden afectar nuestra columna lumbar ocasionando inflamación en la ciática. El nervio ciático es el mayor nervio del cuerpo y está formado por varias terminaciones nerviosas importantes que provienen de la columna vertebral.

Cuando se presenta dolor del nervio ciático lo hace a través de una inflamación y dolor intenso en la pierna izquierda o derecha provocando presión en una de las cinco raíces nerviosas de la zona lumbar o espalda baja pasando por los glúteos, la rodilla que se divide entre el nervio tibial y fibular hasta llegar a los pies.

El hormigueo o entumecimiento, puntadas y debilidad son alguno de los síntomas más comunes para identificarlo y solo a través de un tratamiento indicado por el traumatólogo o fisioterapeuta pueden dar con la solución que corresponde a dicha lesión.

¿Qué es la ciática?

Este nervio es el más largo de la anatomía humana y es el responsable de la movilidad y la sensibilidad de la parte posterior y lateral de las piernas, planta del pie, empeine y dedos.

Su dolor se origina en la zona lumbar porque es su raíz original (L4, L5 y S1 a S3) es decir, la columna lumbar y los glúteos. Sin embargo, el dolor en la parte inferior de la espalda también se denomina radiculopatía lumbar causando choques eléctricos que deben ser tratados a tiempo para no empeorar la lesión.

Además, puede estimular la inflamación de la articulación sacroílica agravando la situación de la lesión por su fuerte dolor.

Causas del dolor de ciática

Las causas de la ciática más comunes son:

  • Hernia de disco (discal): También conocido como trastorno de disco contenido. Y como su nombre lo indica mantiene “contenido” de forma neumática el (ánulo fibroso) del disco creando una hernia al ejercer presión contra la raíz nerviosa comprimiéndola.
    Siendo una de las peores consecuencias de la inflamación debido a la máxima compresión en la raíz nerviosa y el canal vertebral óseo. Esto provoca: dolor, inflamación, entumecimiento, debilidad muscular y hormigueo intenso.

  • Síndrome piriforme: Se debe al dolor e irritación del nervio ciático comprometiendo el estrecho músculo de los glúteos. Ubicado en la parte baja de la columna conectado con el fémur y a su vez ayuda a la rotación de la cadera.
    Su principal síntoma es causar espasmos musculares que aprietan el músculo piriforme ocasionando irritación severa muy similar a la ciática.

  • Fractura o lesión pélvica: Una lesión que afecte las estructuras nerviosas más importantes del cuerpo pueden ser a causa de una fractura. Además, de verse comprometida la zona y resultar una secuela por el resto de la vida.

  • Tumores: La presencia de tumores vertebrales pueden causar inflamación en el nervio ciático ya que el mismo tumor puede comprimirlo. Aunque es importante destacar que puede ser confundido por una simple lesión. Es importante visitar a un especialista para disipar dudas.
    Un tumor vertebral tiene un crecimiento anormal que comprime el nervio en la parte baja de la espalda. Algunos pueden ser benignos o cancerígenos. Sin embargo, no son frecuentes a desarrollarse en esa zona.

  • Traumatismos: Una comprensión directa muy conocida y que por fuerzas externas no podemos controlar son: Los accidentes automovilísticos, impacto fuertes, caídas, accidentes por deportes causando secuelas a través de los años y mala postura son algunas de las causas más comunes.

 

dolor de ciatica

 

Prevención de la inflamación del nervio ciático

Debemos saber que la ciática no es una enfermedad. Al contrario, es un derivado a distintas patologías que han deteriorado la zona del lumbago y lo primordial es el fortalecimiento de los huesos, músculos o posturas que eviten la lesión. Entre las más recomendadas tenemos: 

  • Cojín Therashape Negro: Un cojín de postura es ideal para mantener la curvatura natural de la espalda. Diseñado con espuma Viscoelástica Theraforma se adapta a la ergonomía natural de la espalda.
    Brinda confort mientras permanece fresco y sin elevar la temperatura corporal.

  • Evitar el sobrepeso: Esto disminuye el peso y carga en la zona lumbar y piernas mejorando la fluidez circulatoria.

  • Mantener una postura erguida correcta y sin doblar la espalda en forma de “C” para distribuir la carga de forma equitativa.

  • Dormir en colchones flexibles y especiales que ayuden a mantener la columna siempre en una posición recta y pueda ajustarse a las diversas posiciones en caso de que el paciente esté encamado.

  • Masajes terapéuticos: Un tratamiento casero ideal para el nervio ciático inflamado es realizar masajes con aceites naturales, gel de árnica o cremas hidratantes ya que al ser aplicados pueden aliviar el dolor a través de la relajación muscular disminuyendo la compresión en el nervio.

  • Realizar ejercicio moderado: Para activar la circulación realizar ejercicios es uno de los métodos naturales más seguros y saludables. Quedarse mucho tiempo sentado o parado es la principal causa y a través de ello aparecen los primeros síntomas. Ya sea una caminata corta de 15min o una de 30min pueden disminuir la presión y circular con fluidez la sangre en la pierna, espalda, rodilla y pie.

Además, ayuda a liberar el conducto vertebral denominado “estenosis” drenando la tensión de los nervios que se expanden a través de la columna hacia las extremidades.

La mayoría de las lesiones de ciática son resueltas solas en un periodo de 3 a 4 semanas con reposo y prevención absoluta. Sin embargo, lo recomendable es fomentar buenos hábitos a través de nuestra vida que puedan prevenir problemas mayores de salud.

Y aunque el médico especialista pueda determinar la raíz del problema esto puede ser una lesión silenciosa que puede desencadenar distintas patologías graves. Prescribir una resonancia antes de dar un diagnóstico es una solución favorable que puede reducir la preocupación del paciente y esclarecer la situación.

Juliana Guerrero 🌎

Healthy Coach y Redactora en Nutrición y Terapias complementarias. Nutrición Deportiva -Fed. Española de Aerobic y Fitness-.