+13055219440      info@theramart.com

BLOG

El verano se aproxima y eso, para muchos, significa unos días para descansar. Toda vacación necesita planificación, incluso para los más espontáneos, por ello incluimos esta lista de recomendaciones para que el viaje sea lo esperado: seguro, cómodo y relajado

Nadie quiere desaprovechar su tiempo libre por culpa de una lesión, sin embargo, pasa a menudo.  Si bien este tipo de accidente es algo inesperado, no quiere decir que no pueda evitarse. Al salir de la rutina y, especialmente, al explorar nuevos lugares se pueden tomar previsiones sin afectar la diversión. Basta con llevar lo necesario y tener en cuenta lo siguiente: 

Al empacar

Aunque no querrás olvidar nada, mientras más ligero viajes, mejor. De lo contrario, corres el riesgo de forzar los músculos al levantar mucho peso. Las maletas con ruedas son la mejor opción,  de no tenerlas deberás ser precavido, esto es doblar las rodillas y usar los músculos de las piernas para realizar el esfuerzo de recoger el  equipaje y hacer movimientos lentos al momento de moverlo. Es importante llevar el peso cerca del cuerpo y distribuirlo equitativamente a cada lado, si se trata de una mochila usa ambas asas y si es un bolso lateral, recuerda cambiarlo de lado con frecuencia para no sobrecargar. 

En el camino

Cualquiera que sea el destino, llegar implicará algún medio de transporte. Bien sea que vayas en avión, tren, bus  o auto, lo normal es que el cuerpo lo resienta un poco. Evidentemente, la solución no es quedarse en el mismo sitio, sino asegurarse de llevar el soporte necesario.

Cuando se trata de recorridos muy largos hay que prestar atención a la espalda baja. Lo ideal es llevar una almohada lumbar, pero si no tienes puedes sustituirla con una manta o suéter que puedas enrollar para ubicarlo en la curvatura de la espalda y así librarte de la lumbalgia.   

Las pequeñas distracciones como el teléfono ayudan a pasar el tiempo, pero pueden perjudicar las cervicales. Para evitar la cervicalgia, la recomendación es situar la pantalla a la altura de los ojos, lo mismo con los libros. En el caso de siestas, lo mejor es usar un cojín cervical que brinde apoyo en la—de por sí difícil—tarea  de dormir sentado. El de Theramart es especial, puesto que además de reducir la presión y las vibraciones del viaje,  cuenta con la tecnología de enfriamiento Theragel® que proporciona alivio para el dolor.

De ser posible, hay que buscar la manera de levantarse y estirar. Estar en la misma posición por mucho tiempo  solo llevará al entumecimiento y posiblemente al dolor. La rigidez y la tensión no traen nada bueno, mientras que el movimiento estimula la circulación y la oxigenación de los tejidos. Si estás en un avión con poco espacio, busca ir al baño o caminar por el pasillo, si estás en auto programa paradas estratégicas para prevenir calambres y, más importante, la formación de coágulos en las piernas, uno de los peligros de permanecer sentado durante largos períodos. 

Al llegar

Conocer muchas veces implica caminar y caminar mucho. Es parte de la aventura. Lesionarse no lo es. Si tus pies no cuentan con buen soporte y amortiguación, tu espalda sufrirá, por eso es fundamental que tengas un calzado cómodo y apropiado para cada ocasión. Las sandalias, el zapato del verano, hacen muy poco por el arco y por la absorción del choque, por lo mismo su uso prolongado puede ocasionar dolor de espalda, piernas, tobillo y pies o terminar en fascitis plantar, una inflamación dolorosa en el área del talón.

Tampoco olvides dormir, para relajar los músculos y recargar energías. De segur descansarás mejor si llevas contigo tu propia almohada.