+13055219440      info@theramart.com

BLOG

Definición

La hipersomnia (también llamada somnolencia, adormecimiento diurno excesivo o somnolencia prolongada) es una afección en la que puede sentir mucho sueño durante el día o puede desear dormir más tiempo a la noche. Puede incluir largos períodos de sueño (10 horas o más de corrido), excesivo sueño profundo y dificultad para mantenerse despierto durante el día. Además, una siesta durante el día generalmente no alivia la somnolencia excesiva.

La hipersomnia puede interferir en sus relaciones, impedirle disfrutar de las actividades y dificultar las tareas cotidianas, como asistir a citas con el médico, hacer las tareas de la casa y encargarse de las responsabilidades familiares o laborales. 

Si bien son similares, la hipersomnia y la fatiga no son lo mismo. La fatiga involucra agotamiento y falta de energía que no se alivian durmiendo. A diferencia de la hipersomnia, la fatiga no está asociada a sueño diurno excesivo ni a la imposibilidad de mantenerse despierto.

La diferencia entre la fatiga y la hipersomnia

La diferencia debe ser hecha entre el cansancio simple, la fatiga o la depresión, y la hipersomnia. La falta de sueño es un estado común para la mayoría de la población, muchas personas están cansadas o letárgicas en ciertos períodos durante el día.

Una persona deprimida o bien no va a querer salir de la cama o sufrirán de insomnio, a pesar de que él o ella se tomen una siesta para mejora la depresión.

 Por el contrario, los que sufran de hipersomnia tienen tanto sueño durante el día, que se ven obligados a dormir o “tomar una siesta”. Estas personas se duermen durante las películas, la cena, o incluso en la conversación. Del mismo modo, pueden dormir unas diez horas durante un ciclo de sueño, en lugar de la media de ocho.

¿Cuáles son las consecuencias de la hipersomnia?

Siesta, sueño excesivo y largo sueño nocturno todos ellos pueden modificar un calendario normal y la rutina de trabajo. Los síntomas asociados de hipersomnia incluyen, irritabilidad, depresión leve, pérdida de memoria y falta de concentración, y daño en el rendimiento.

Por esta razón, las personas que sufren de hipersomnia deben tener precaución al manejar maquinaria, especialmente la conducción de un vehículo motorizado, ya que se espera que ocurra accidentes. 

Hay dos categorías principales de hipersomnia: hipersomnia idiopática (a veces llamada hipersomnia primaria) y la hipersomnia recurrente (a veces llamada hipersomnia primaria recurrente).

 

Hipersomnia idiopática

La hipersomnia idiopática se caracteriza por una excesiva somnolencia durante el día durante un largo período de tiempo. Los síntomas están presentes todos, o casi todos. La hipersomnia idiopática es muy similar a la narcolepsia excepto que no hay cataplejía, no hay parálisis del sueño, y no hay movimiento rápido de los ojos cuando la víctima cae primero dormido.

 

Hipersomnia recurrente

La hipersomnia recurrente implica períodos de somnolencia diurna excesiva, que puede durar de uno a varios días, y se repiten a lo largo de un año o más.

Diferencia entre hipersomnia idiopática y la hipersomnia recurrente

La diferencia principal entre la hipersomnia idiopática y recurrente es que las personas que experimentan hipersomnia recurrente tendrán períodos prolongados en los que no exhiben ningún signo de hipersomnia, mientras que las personas que experimentan la hipersomnia idiopática se ven afectados por ella casi todo el tiempo. 

Una persona con hipersomnia puede dormir hasta doce horas por la noche, y todavía necesita siestas frecuentes durante el día. Si está condición es diagnosticada como hipersomnia recurrente, también se le puede llamar como síndrome de Kleine-Levin. 

Una distinción se debe hacer entre el cansancio simple, la fatiga o la depresión, y la hipersomnia. La falta de sueño es un estado común para la mayoría de la población, ya que mucha gente está cansada o débil en ciertos períodos durante el día.

Una persona deprimida o bien no va a querer salir de la cama o sufrirán de insomnio, a pesar de que él o ella se tomen una siesta para mejora la depresión. Por el contrario, los que sufran de hipersomnia tienen tanto sueño durante el día, que se ven obligados a dormir o “tomar una siesta”.

Estas personas se duermen durante las películas, la cena, o incluso en la conversación. Del mismo modo, pueden dormir unas diez horas durante un ciclo de sueño, en lugar de la media de ocho.

Causas de la hipersomnia

 Hay varias causas de hipersomnia, entre ellas:

  • Los trastornos del sueño, como narcolepsia (somnolencia diurna) y la apnea del sueño (interrupción de la respiración durante el sueño).
  • Disfunción del sistema nervioso autónomo, o abuso de drogas o de alcohol.
  • Un problema físico, tal como un tumor, trauma en la cabeza, o lesión del sistema nervioso central.
  • No dormir lo suficiente por la noche (falta de sueño).
  • El exceso de peso.
  • Alcoholismo o drogadicción.
  • Una lesión en la cabeza o una enfermedad neurológica, como la esclerosis múltiple.
  • Los medicamentos recetados, como los tranquilizantes.
  • Ciertos medicamentos o la retirada de medicina, también pueden causar la hipersomnia.
  • Genética (tener un familiar con hipersomnia).

Síntomas

Las personas que experimentan la hipersomnia duermen cantidades anormales de hora durante la noche. Sin embargo, a menudo tienen problemas para despertarse por la mañana y no pueden permanecer despiertos durante el día. Las personas con hipersomnia toman siesta con frecuencia, y al despertar de la siesta, no se siente renovados.

Los síntomas incluyen:

  • La queja predominante es una somnolencia excesiva durante al menos 1 mes (o menos si es recurrente) como se evidencia por cualquier episodio prolongado de sueño o episodio de sueño durante el día que se producen casi a diario.
  • La somnolencia excesiva provoca un malestar clínicamente significativo o deterioro en las áreas sociales, ocupacionales u otras importantes.
  • Ansiedad, aumento de la irritación, disminución de la energía, inquietud, pensamiento lento, habla lenta, pérdida del apetito, alucinaciones y problemas de memoria.
  • Algunos pacientes pierden la capacidad de funcionar en la familia, contextos sociales, ocupacionales, u otro.

 

Las personas con el síndrome de Kleine-Levin tienen síntomas distintos de los síntomas de otras formas de hipersomnia. Estas personas pueden dormir por 18 horas o más por día.

Además, a menudo son irritables, sin inhibiciones, y hacen avances sexuales indiscriminados. Las personas con el síndrome de Kleine-Levin suelen comer sin control y aumentan rápidamente de peso, a diferencia de las personas con otras formas de hipersomnia. Esta forma de hipersomnia recurrente es muy rara.

Control

 

beneficios-de-dormir-bien

 

Un aspecto importante del tratamiento y la atención del cáncer es aliviar los efectos secundarios, lo que también se denomina control de los síntomas, cuidados paliativos o atención médica de apoyo. Hable con su equipo de atención médica sobre cualquier síntoma que experimente, incluido cualquier síntoma nuevo o un cambio en los síntomas.

De ser posible, la hipersomnia se aborda primero con el diagnóstico y el tratamiento de la causa subyacente. A menudo, la hipersomnia relacionada con la quimioterapia mejora cuando termina el tratamiento. Si la causa son otros medicamentos, el médico puede reemplazar el medicamento o ajustar la dosis. El médico también puede recetarle medicamentos estimulantes para ayudarlo a mantenerse despierto durante el día.

Las siguientes estrategias conductuales pueden ayudarlo a controlar la hipersomnia: 

  • Duerma unas horas más a la noche para evitar una somnolencia excesiva durante el día.
  • Si es posible, haga ejercicio todos los días a la mañana o a primera hora de la tarde.
  • Realice actividades placenteras que exijan atención total, como estar con amigos, escribir cartas o jugar con una mascota.
  • Intente irse a dormir y despertarse todos los días a la misma hora.
  • Salga de la cama y no vuelva a acostarse hasta la hora de irse a dormir.
  • Evite ingerir alimentos que le den sueño y comidas pesadas durante el día.
  • Evite el alcohol y la cafeína.