+13055219440      info@theramart.com

BLOG

Todos sabemos que la duración del sueño es fundamental para el bienestar físico y mental, pero resulta que la posición para dormir puede ser otro factor importante en la búsqueda de una salud óptima.

De hecho, un pequeño grupo de investigadores sugiere que, para muchas personas, dormir del lado izquierdo les significaría un ticket para una salud y sueño mejor. La teoría proviene de Ayurveda, un enfoque holístico a la medicina y la salud que se originó en La India.

Entonces, ¿Por qué todo el alboroto por dormir del lado izquierdo? Resulta que podría ser beneficioso para nuestra digestión, nuestra espalda y hasta nuestros corazones, debido a las posiciones de los diferentes órganos. Aquí hay seis posibles beneficios que podrían derivarse de dormir mientras está acostado del lado izquierdo:

Reforzar el sistema linfático.

Según la medicina ayurvédica, dormir del lado izquierdo permite al cuerpo una mejor filtración del líquido linfático, y desecho a través de los ganglios linfáticos en vista de que nuestro lado izquierdo es el lado linfático dominante. La investigación occidental también ha encontrado que dormir de esta manera ayuda a procesar los materiales de desecho del cerebro. De lo contrario, dormir del lado derecho puede disminuir la eficiencia del sistema linfático.

Mejorar la digestión.

Cuando se trata de digestión, dormir del lado izquierdo es preferible sobre dormir del lado derecho debido a una simple cuestión de gravedad. Específicamente, dormir del lado izquierdo, permite que los desechos de la comida se muevan fácilmente del intestino grueso hacia el colon descendente (significa que es más probable evacuar al despertar). Dormir del lado izquierdo permite al estómago y al páncreas colgar naturalmente (nuestro estómago descansa del lado izquierdo del cuerpo), lo cual puede mantener el desarrollo de las enzimas pancreáticas y otros procesos digestivos.

Es bueno para tu corazón.

Por mucho tiempo los doctores recomiendan que las mujeres embarazadas duerman del lado izquierdo, con la finalidad de mejorar la circulación al corazón. Incluso si no estás embarazada (o no seas mujer), dormir del lado izquierdo puede ayudar a quitar presión del corazón, porque la gravedad puede facilitar el drenaje linfático y  la circulación aórtica hacia el corazón. Dicho esto, hay que dejar claro que existe un debate sobre si dormir del lado derecho o del izquierdo sea mejor para la salud.

Es ideal para mujeres embarazadas.

Dormir del lado izquierdo no solo mejora la circulación de las mujeres embarazadas. También puede ayudar a aliviar presión de la espalda, mantener el útero en posición de manera que no presione el hígado, e incrementar la circulación de la sangre al útero, riñones y el feto. Por esta razón, los doctores normalmente recomiendo que las mujeres embarazas pasen el mayor tiempo de su sueño, como sea posible, del lado izquierdo.

Reducir acidez estomacal.

Un estudio publicado por The Journal of Clinical Gastroenterology encontró que acostarse del lado izquierdo  puede ayudar a reducir los síntomas de reflujo ácido. Nuevamente, esto es normal porque nuestro estómago descansa del lado izquierdo. Por el contrario, acostarse del lado derecho, puede agravar estos síntomas. Los efectos son de cierta manera inmediatos; si es estás luchando con acidez estomacal después de una comida, trate acostarse por lo menos 10 minutos del lado izquierdo.

Aliviar el dolor de espalda.

Personas que sufren de dolor crónico de espalda pueden beneficiarse sí optan por cambiarse al lado izquierdo al momento de dormir. Esto ocurre porque, dormir de este lado puede aliviar la presión de la columna vertebral. Haciéndote sentir más cómodo, y a su vez puede aumentar las posibilidades de obtener un mejor sueño por la noche.

Nota.

Si bien todos estos factores apuntan a razones de peso para empezar a dormir del lado izquierdo, es muy importante tener en cuenta que algunas personas, incluídas aquella con enfermedades coronarias, apnea del sueño, glaucoma y síndrome de túnel carpiano pueden no beneficiarse con ésta manera de dormir. Si no estás seguro de cuál posición es mejor para ti, siempre es bueno consultar con un profesional de la medicina.

Cómo hacer el cambio.

Si estás listo para hacer el cambio, encontrarás que tomará algo de tiempo en generar el hábito de dormir del lado izquierdo. Implementar unas simples estrategias pueden ayudar a una transición sin problema. Por ejemplo, puedes experimentar colocando una almohada detrás de tu espalda de manera que te cueste voltearte mientras duermes. También puede ser de mucha ayuda tratar de dormir del lado opuesto de la cama del que normalmente duermes; de esta manera la orientación de tu manera de dormir no se sienta muy diferente (incluso si duermes en la dirección contraria.

También es muy importante elegir un colchón que sea ideal para los durmientes de lado. Porque, dormir de un lado puede añadir presión en las cadera y los hombros, es importante elegir un colchón más suave que ayude a aliviar la presión en esas áreas. Asegúrate de buscar un colchón que le permita a la columna vertebral descansar en su alineación natural. Y por supuesto, asegúrate de que el colchón que elijas se sienta cómodo. La combinación de una cama cómoda y una posición para dormir con beneficios saludables seguramente va a mejorar las posibilidades de dormir mejor y sentirte mejor al momento de levantarte.