+13055219440      info@theramart.com

La apnea obstructiva del sueño es un desorden que hace que la persona deje de respirar durante al menos 10 segundos a cada hora mientras duerme. Esto se debe a la relajación de los músculos de la garganta, ya que el tejido suave en la parte trasera de la garganta colapsa y se cierra, resultando en el bloqueo de las vías respiratorias.

Apnea literalmente significa “sin respiración”, siendo un período durante el cual la respiración se detiene o disminuye significativamente.

En la apnea obstructiva del sueño, la respiración se ve interrumpida por una obstrucción física del flujo de aire, a pesar de los esfuerzos por respirar. El paciente a menudo se despertará, pero raramente estará consciente de la dificultad que estaba experimentando. El problema lo detecta típicamente la persona que ve al paciente cuando duerme, como la pareja, los padres, los hermanos u otras personas que comparten dormitorio.

Ese desorden fue descrito por primera vez en 1965 y es caracterizado por interrupciones recurrentes en la respiración durante las horas de sueño, debido a una obstrucción temporal de la vía respiratoria por tejidos faríngeos laxos, excesivamente voluminosos o deformes (paladar blando, úvula, y en ocasiones las amígdalas), resultando en hipoxemia y letargo crónico. Dormir en posición supina predispone a los episodios de apnea.

 El Servicio Nacional de Salud (National Health Service) del Reino Unido reporta que la AOS es común, y afecta al 3.5% de los hombres y al 1.5% de las mujeres. Las personas mayores de 40 años tienen una mayor probabilidad de desarrollar la condición; pero los individuos de todas las edades pueden verse afectados, incluso los niños.

 
¿Cuáles son las señales y síntomas de la apnea del sueño?

Baja concentración, mal humor, irritabilidad. La libido del paciente (deseo sexual) puede disminuir. Los hombres adultos pueden sufrir de dificultades para tener o mantener una erección. Puede haber un incremento de peso, un incremento en la micción y en las veces en que se levanta durante la noche para orinar.


¿Qué provoca la apnea obstructiva del sueño?

  • Edad avanzada
  • Daño cerebral temporal o permanente
  • Un tono muscular reducido – puede ser a causa de drogas, alcohol, un problema neurológico, o algún otro desorden.
  • Tejido suave excesivo alrededor de la vía respiratoria; común en paciente obesos.
  • Algo físico en la forma de la garganta o la boca/mandíbula
  • Si la diabetes no se controla eficazmente
  • Individuos con hipertensión
  • Individuos obesos
  • Personas que regularmente sufren de congestión nasal
  • Personas cuya mandíbula interna está más atrás de lo normal
  • Personas con amígdalas o adenoides agrandados
  • Personas con cuellos gordos
  • Fumadores – fumar regularmente incrementa significativamente el riesgo de AOS
  • Consumo regular de alcohol- el alcohol es un sedante que puede sobre relajar los músculos de la garganta
  • Historial familiar – las personas cuyos padres o hermanos sufren/sufrieron de AOS tienen un mayor riesgo de desarrollarla ellos mismos
  • Las personas con síndrome de Down tienen mayores probabilidades de sufrir de AOS, comparado con otros individuos
  • Algunas cirugías- AOS es una posible complicación de la cirugía del colgajo faríngeo.

 
¿Cuáles son las complicaciones de la apnea obstructiva del sueño?

  • Muerte cardíaca súbita – según reporte de investigadores en el Journal of the American College of Cardiology
  • Hipertensión (presión sanguínea alta)
  • Accidentes automovilísticos – ya que el paciente está somnoliento y adormilado durante sus horas de vigila.
  • Los miembros de la familia sufren – especialmente si una persona comparte la misma cama o el mismo dormitorio. Los ronquidos ruidosos, una característica común de esa condición, puede reducir la calidad del sueño de otros miembros del hogar.

¿Cómo se diagnostica la apnea del sueño?

  • Examen de sangre – esto se puede llevar a cabo para descartar cualquier problema de la tiroides.
  • Polisomnografía nocturna – registra cambios en las ondas cerebrales, movimientos oculares, movimientos de piernas, niveles de oxígeno en la sangre, tono muscular, ritmos cardíacos y respiración durante el sueño. Este examen ayuda a descartar otras posibles condiciones. Se coloca una serie de electrodos en varias partes del cuerpo, siendo hecho en un hospital o en una clínica de sueño especializada.
  • Oximetría – un oxímetro es un sensor pequeño que se coloca en el dedo, el cual envía pulsos de luz. El sensor se encuentra conectado a una computadora la cual puede medir los niveles de oxígeno en la sangre en tiempo real. Este examen se puede realizar en casa.
  • Escala de somnolencia de Epworth – esta escala mide el nivel de somnolencia diurna del paciente, lo cual puede ayudar en el diagnóstico de desórdenes de sueño. El paciente llena un corto cuestionario el cual le plantea preguntas acerca de las probabilidades de quedarse dormido en ocho situaciones diferentes – el paciente califica las probabilidades en una escala de 0 a 3. Una puntuación de 0 a 9 se considera normal; cualquier puntuación mayor indica un riesgo más alto de un desorden de sueño.
     

¿Cuál es el tratamiento para la apnea obstructiva del sueño?

  • Perder peso
  • Alcohol – dejar por completo el consumo de alcohol hasta que los síntomas mejoren. Si esto no es posible, abstenerse de tomar durante la tarde puede ayudar.
  • Cambiar medicamentos – algunos medicamentos, especialmente los sedantes, pueden ocasionar AOS.
  • Fumar- se le aconseja al paciente dejar el hábito.
  • Un programa de ejercicios.
  • Posición para dormir – algunas personas encuentran que los síntomas mejoran si duermen sobre su costado o levemente reclinados, con la cabeza a un nivel más alto que los pies.
  • Presión positiva continua en las vías respiratorias – una máquina administra presión de aire a través de una máscara que cubre la nariz mientras el paciente duerme. Con esta presión positiva en las vías respiratorias (CPAP), las vías respiratorias de muchos pacientes se mantienen abiertas, resultando ya sea en una eliminación total de la apnea y de los ronquidos o en una reducción. Al inicio, a algunos individuos puede no agradarles dormir con una máscara puesta; los doctores dicen que con perseverancia, muchos pacientes se acostumbran y los beneficios valen la pena.
  • Dispositivos orales – estos son boquillas diseñadas para mantener la garganta abierta. Un dispositivo de avance mandibular se utiliza dentro de la boca durante las horas de sueño; jala la mandíbula inferior levemente hacia adelante de modo que la garganta esté menos restringida (angosta) durante la noche.
  • Estimulantes – a los pacientes con somnolencia diurna severa se les podría prescribir estimulantes (a corto plazo), tales como el modafinil.
  • Cirugía – El Servicio Nacional de Salud (National Health Service) del Reino Unido dice que la cirugía debería utilizarse como último recurso ya que por lo general, no es tan efectivo como la presión positiva continua en las vías respiratorias.