+13055219440      info@theramart.com

¿Los Fisioterapeutas pueden tratar a una mujer embarazada? Lo cierto es que sí, el Fisioterapeuta puede ayudar y mucho a una mujer durante su embarazo.

Mucha gente percibe a las futuras mamás como mujeres casi intocables que tienen prohibidas muchísimas cosas. Es cierto que están en una situación en la que hay que cuidarlas todo lo posible y por eso, es importante que sepan que la Fisioterapia puede ayudarlas a llevar mejor su embarazo.

El Embarazo es un estado en el que la mujer sufre una serie de cambios que afectan a varias estructuras del cuerpo. A causa del embarazo , se producen una serie de cambios hormonales que generan alteraciones en el cuerpo de la madre: La curvatura lumbar se ve más marcada y la pelvis se proyecta hacia adelante. Esto unido al aumento de peso y a una mayor laxitud o flexibilidad en las articulaciones,produce una sobrecarga a nivel de las vértebras , dando lugar a posibles lumbalgias y en los peores casos, a la formación de protrusiones o hernias discales. En ocasiones, también, es frecuente encontrarnos con un dolor por compresión de nervio ciático.

¿Por qué ocurre esto?

Para permitir el crecimiento de la matriz, la musculatura abdominal se relaja. Como consecuencia se produce una congestión a nivel de la pelvis de la mujer embarazada pudiendo dar una compresión nerviosa. Además, en muchas ocasiones el sedentarismo y el reposo excesivo, sin ningún tipo de motivación médica, pueden favorecer la aparición de la lumbalgia.

Entonces, ¿Se puede acudir a un fisioterapeuta?

Es bastante común que las mujeres embarazadas piensen que no pueden acudir a un Fisioterapeuta, ya que en las sesiones que les atendieron estuvieron gran parte del tiempo boca abajo y ahora no se pueden colocar así.

El fisioterapeuta procurará en todo momento que la mujer embarazada esté lo más cómoda posible. Para ello, podrá colocar la paciente de lado con una almohada bajo la cabeza y otra entre las piernas, boca arriba , sentada en una silla diseñada para masajes, o sobre una silla con los brazos y cabeza apoyados sobre la camilla.

El fisioterapeuta también podrá ayudar en otras molestias típicas durante el embarazo:

  • Dolores de espalda, aparte de los dolores lumbares.
  • Pesadez de piernas.
  • Retención de líquidos.
  • Incontinencia y otros problemas obstétricos.

Para terminar, es importante recalcar que hay toda una rama  llamada Fisioterapia Uroginecológica que se dedica a tratar trastornos relacionados con el aparato ginecológico y urinario de la mujer, especializándose no sólo a tratar mujeres durante el embarazo, sino también durante el parto y postparto.