+13055219440      info@theramart.com




La hipertensión no es una enfermedad fácil de manejar, pero un enfoque que puede ayudar es el plan de alimentación para prevenirla y tratarla de manera crónica, haciendo que se reduzcan los riesgos.

La presión arterial alta, conocida técnicamente como hipertensión, es literalmente un problema creciente para al menos 1 de cada 4 adultos en todo el planeta. Más importante aún, la presión arterial alta tiende a desarrollarse con la edad avanzada. Por esta razón, la condición existe, en mayor o menor grado, en aproximadamente la mitad de todos los mayores de 60 años.

Hay ciertos enfoques dietéticos para detener la hipertensión en la nutrición hoy en día.  Un plan de dieta formulado por científicos del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI, por sus siglas en inglés)  ha demostrado reducir la presión arterial puede ser posible en base a una alimentación saludable.

Y más allá de esos efectos, los inmensos beneficios de la salud en general lo convierten en un plan que toda la familia puede seguir. Por supuesto, antes de comenzar esta o cualquier otra dieta especial, hable con su médico para ver si es adecuado para usted. Y tenga en cuenta que una dieta, no es un sustituto de su medicamento para la presión arterial alta; siga tomando todos los medicamentos recetados por su médico.


Hay una dieta muy conocida llamada DASH: toma nota

La dieta DASH es baja en contenido de grasa (grasa total, grasa saturada y especialmente grasa trans), en colesterol y sal, y es rica en frutas, verduras y productos lácteos sin grasa. Lo que realmente puede acelerar su camino para bajar la presión arterial con el plan DASH: los resultados medibles comienzan a mostrarse dentro de 2 semanas.

La dieta DASH proporciona alrededor de 2,000 calorías al día; Esto sigue siendo importante, por lo que no es una dieta para perder peso. El objetivo real es reducir el consumo de sal (sodio) porque el sodio juega un papel crítico en la presión arterial alta. Si necesita perder peso, hable con su médico sobre cómo adaptar la dieta.


Los Grupos de Alimentos y Porciones

Tipo de comida


Porciones diarias

Tamaño de porción típico


Alimentos de grano entero

7 a 8


1 rebanada de pan integral; 1/2 taza de pasta o cereal cocido

Verduras

4 a 5


1 taza de vegetales crudos de hoja; 6 onzas de jugo de vegetales

Frutas

4 a 5


6 onzas de jugo de frutas; 1 fruta mediana; 1/2 taza de fruta fresca o congelada


Alimentos lácteos bajos en grasa / sin grasa

2 a 3


8 onzas de leche descremada o baja en grasa; 1 taza de yogur; 1-1 / 2 onzas de queso.


Carnes, aves y pescados


Menos de 2

2 a 3 onzas de carne magra

Grasas y Aceites

2 a 3


1 cucharadita de margarina suave o aceite vegetal; 1 cucharada de mayonesa baja en grasa


Nueces, semillas y frijoles


4 a 5 por semana


1/3 taza de nueces; 1/2 taza de frijoles secos cocidos; 2 cucharadas de semillas


Dulces


5 por semana


1 cucharada de azúcar, gelatina o mermelada; Habas de jalea de 1/2 oz


En la medida de lo posible, consuma alimentos frescos y evite los alimentos procesados. La mayor parte del consumo de sal proviene del sodio agregado a los alimentos envasados ​​y procesados. Por ejemplo, una taza de arroz empaquetado pilaf contiene 600 miligramos de sodio, que ya es el 25% de la cantidad diaria recomendada para la persona promedio.


  • #Theratip: En lugar de usar sal para cocinar, pruebe hierbas y especias para agregar sabor.

    Las cantidades diarias de granos enteros, verduras y frutas del plan pueden ser más que su ingesta habitual. Un cambio repentino a un alto contenido de fibra podría causar reacciones iniciales como diarrea o hinchazón. Para evitar esto, haga que el cambio a las porciones aumentadas sea gradual, no todos a la vez.

  • ¿Y qué cambio en tu estilo de vida aplicas para reducir la presión arterial?