+13055219440      info@theramart.com

que es apnea del sueño

La Apnea del sueño es más frecuente dentro de los trastornos respiratorios que existen, no sólo por lo usual, sino por el impacto que causa en la salud. Se trata de pausas respiratorias que bloquean el aire cuando la persona se encuentra dormida ocasionando los famosos ronquidos.

El síndrome de apnea de sueño es una condición de salud pública; que afecta aproximadamente el 3% de la población mundial. Sus principales síntomas se pueden manifestar a través de: cansancio, irritabilidad, somnolencia incluso llegar a padecer problemas cardíacos.

Aprender a reconocer a mayor profundidad los síntomas y entender los tres tipos de apneas puede ayudarlo a identificar cada uno de los diversos daños a la salud que ocasiona y la disponibilidad de un diagnóstico y tratamiento oportuno. Hay tres tipos principales de apnea del sueño, que quizás le ayuden a resolver la pregunta ¿Por qué cuándo duermo dejo de respirar?

1. Apnea obstructiva del sueño (AOS)

Siendo la más común. Se produce por el bloqueo de la respiración durante el sueño. Donde la lengua, las amígdalas y la úvula se obstruyen por el acumulo ya sea de mucosidad, tejido graso o la relajación de los músculos de la garganta.

La Apnea obstructiva del sueño suelen ser causadas por el sobrepeso, alteración en la mordida, congestión nasal, lesión en la mandíbula, el consumo de tabaco, alcohol o en el mayor de los casos dormir en posición decúbito supino, es decir (boca arriba). 

Cuando el aire deja de circular hacia los pulmones se produce el bloqueo en la respiración (nariz y garganta). La vía aérea superior (VAS) puede obstruirse por:

1. Peso del cuello debido al sobrepeso, impidiendo el pase de aire fluido hacia los pulmones debido a la estrecha vía aérea (VAS).

2. Problema o dolor de garganta: amigdalitis, irritación por resfriados o el consumo de excesivo de tabaco incluso puede producirse en fumadores pasivos.

3. Una razón muy común, es por desviaciones nasales o de mandíbula o por lesiones deportivas o accidentes.

2. Apnea central del sueño

No tan común como la obstructiva. No obstante, se produce durante la etapa de sueño más profunda. Aunque no es muy común puede estar relacionada con insuficiencia cardíaca o lesiones cerebro-vasculares, como por ejemplo:

1. Tumor cerebral.

2. Infecciones cerebrales.

3. Enfermedades respiratorias en niveles avanzados.

Aunque la Apnea central no es común y puede presentarse de forma silenciosa (sin presencia de ronquido) lo que hace difícil su afección y pase de forma inadvertida.

3. Apnea del sueño mixta

Una mezcla de ambas donde no sólo se presenta el bloqueo en la vía aérea superior, sino donde el organismo del enfermo no ejerce ningún tipo de esfuerzo para respirar.

¿Cuáles son los síntomas de Apnea del Sueño?

apnea del sueño causas

Un enfermo con trastorno del sueño relacionado con la respiración presenta una serie de cambios y malestares que pueden agudizarse a medida que este síndrome avanza.

La sensación de un sueño no reparador, sentirse cansado por la mañana, dificultad de levantarse de la cama, estrés, boca seca, cansancio permanente y problemas de concentración son algunos de los síntomas más comunes. Aunque pueden agravarse con el tiempo. Los signos más habituales son:

Los ronquidos: Es el síntoma más visible y la alarma más clara donde el adulto puede considerar la posibilidad de tener apnea del sueño. Incluso puede afectar de forma significativa al entorno familiar, problemas de deseo sexual, depresión, ganas frecuentes de orinar de noche y jadeo del paciente.

Falta de aire o ahogamiento: La pausa en la respiración mientras el adulto duerme, es decir, cuando esta se detiene dura entre 10 a 15 seg y se repiten 5 o más veces cada hora aumentando la probabilidad de ronquido y acompañados de boca seca, dolor en la pared torácica, ansiedad intensa, falta de oxígeno en la sangre, sudoración de noche, pesadillas, insomnio, cefaleas matinales y reflujo gastroesofágico.

Hipersomnia por el sueño prolongado, cansancio, bajo rendimiento físico debido a la fatiga crónica, alteraciones cardiovasculares y confusión, querer dormir en situaciones inapropiadas y dolores de cabeza que pueden convertirse en migrañas causadas por un cerebro estresado.

Causas de Apnea del Sueño

En condiciones normales, cuando una persona duerme la vía aérea (VAS) debe estar despejada para el recorrido exitoso de cada fase del sueño. Las causas de un posible bloqueo son más comunes de las se pueden imaginar, tales como:

• Tener el maxilar inferior más corto que el superior (problemas de mordidas o por causa de lesión fuerte o traumatismo) o una garganta estrecha que impide el paso del oxígeno (en sangre) bloqueando las vías respiratorias.

Paladar blando, problemas de adenoides incluso problemas bronquiales que impidan el paso fluido del aire a causa de la mucosidad.

• Un cuello ancho causado por el sobrepeso y mala alimentación.

• Padecer de alergias severas no tratadas debido a la exposición de cambios de climas fuertes con mucho contraste de temperaturas.

Infecciones de amígdalas frecuentes debido a la mala higiene bucal.

• Menopausia.

• Diabetes tipo 2.

• Insuficiencia cardiaca o hipertensión.

• El ronquido es un síntoma causado por el aire obstruido en las vía respiratoria.

Cómo se diagnostica este problema respiratorio

sindrome de apnea del sueño

Un diagnostico se hace a través de una prueba de sueño total. Se toma en cuenta la respuesta respiratoria del paciente a través de una poligrafía respiratoria. Ésta estudia el valor de la respiración en las diferentes etapas del sueño. Puede realizarse en el hospital o a domicilio, obteniendo el resultado y gravedad del síndrome. Siempre será valorado por un médico experto.

Cuando la apnea del sueño se presenta en su etapa más avanzada, el examen es más complicado a causa de los ronquidos y somnolencia diurna. Un caso muy común para jóvenes que presentan problemas de asma, alergias o maduración pulmonar al nacer.

Detectar esta patología en adultos y niños pueden traer secuelas como: Hipertensión o enfermedades cardiovasculares. Aunque es más peligroso, se alerta al enfermo por cualquier cardiopatía o infarto agudo de miocardio tras la detección de una apnea previamente diagnosticada y si el paciente es propenso alguna condición.

Estas pruebas le indicaran al especialista el índice de gravedad de apnea, la causa real y el tratamiento adecuado según sea su nivel. Tomando en cuenta el historial clínico del paciente y si este sufre de alguna enfermedad respiratoria que pueda interferir en el diagnóstico.

Las enfermedades respiratorias pueden prevenirse ya que su principal factor vienen por hábitos pocos saludables. La inhalación de sustancias químicas, polvos o vapores expulsados por gases en fábricas, contaminación del tráfico, pelos de animales, insecticidas pueden ser el causante de este síndrome.

 

Las personas que sufren del síndrome de apnea del sueño tienen mayor riesgo de padecer de enfermedades cardiovasculares.

 

Los hábitos alimenticios son vitales. Realizar 5 comidas al día donde se incluyan los tres principales grupos de macronutrientes: Carbohidratos complejos, proteínas y grasas saludables, comer frutas y vegetales frescos y beber agua pueden alejar este diagnóstico de la vida del paciente.

Factores de riesgo

Dentro de los principales factores de riesgo se debe destacar que son modificables siempre y cuando el paciente tome la decisión de hacerlo posible y conocerlos permite utilizar terapias enfocadas a su origen.

Hábitos como la mala alimentación (obesidad), el tabaquismo, el alcohol y el consumo de medicamentos que alteren el sistema nervioso central o pastillas para dormir, pueden ser modificados y su prevención tiene un bajo impacto en la aparición de esta condición respiratoria.

Un ejemplo frecuente es el sobrepeso ya que afecta de diversas formas creando un cambio progresivo de la vía aérea superior (VAS) por el aumento de los depósitos grasos en las fibras musculares disminuyendo la capacidad residual de las vías respiratorias.

En cambio, fumar incrementa los ronquidos y aunque su relación no es clara, especialistas lo relacionan con el aumento de la resistencia inspiradora por la inflamación crónica de la mucosa nasofaríngea. Esto también sucede con el fumador pasivo. 

Tratamiento de la Apnea del Sueño

El desarrollo de la tecnología para aliviar y disminuir las apneas del sueño no es imposible ya que hoy en día existen diversos tratamientos que pueden aplicarse en función de su gravedad:

Conservador: Se basa en la eliminación de los malos hábitos que el paciente tenga y que sólo agraven la situación, ya sea: pérdida de peso, dejar de fumar, llevar una vida más activa, alimentación saludable y trabajar en la higiene de un sueño reparador.

Tratamiento de mascarilla nasal (CPAP): Es el más frecuente y aceptado por los pacientes. Consiste en una mascarilla nasal que trasmite aire purificado en la vía aérea superior impidiendo que esta colapse. Este tratamiento puede tener un efecto positivo e inmediato en la erradicación de ronquidos y somnolencia durante el día.

Incluso puede trasladarse con él a cualquier parte sin ningún inconveniente, suelen estar en presentaciones livianas y portátiles para mayor comodidad del paciente ayudándolo a llevar una vida plena sin dejar de disfrutar y pasar tiempo ameno junto a su familia.

Te recomendamos hacer uso de una almohada creada especialmente para ello. En Theramart disponemos de la Almohada TheraClear diseñada para evitar el movimiento de la máscara CPAP durante le sueño.

 Almohada TheraClear

porque cuando duermo dejo de respirar

 

Tratamiento quirúrgico: Utilizada cuando ya son latentes las lesiones o hipertrofia de las amígdalas o el tratamiento de la mascarilla nasal no es tolerada por la vía aérea superior del paciente.

La cirugía robótica reduce hasta un 40% del síndrome en adultos y niños una apnea del sueño en estado crítico. El CPAP nasal ofrece la cantidad de aire continua que necesitamos, abriéndose paso a través del colapso faríngeo.

• Medicina natural: Existen algunos remedios naturales que pueden aliviar los síntomas de apnea del sueño.

1. Miel: Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, la miel puede ayudar a aliviar los síntomas de apneas y reducir la inflamación en el área de la garganta para darle paso a una respiración fluida, una cucharada de miel en ayuna será suficiente.

2. Té de canela: La canela posee propiedades sedantes que pueden ayudar a conciliar el sueño en el paciente. Se calienta el agua y se coloca un tallo de canela pequeño. Beber antes de dormir.

3. Aceites esenciales: La congestión nasal puede ser un causante común de la apnea del sueño. La manzanilla, el jengibre y el eucalipto alivian y descongestionan las vías. Su preparación es muy sencilla y es una opción económica para tratar o prevenir la apnea del sueño. Coloca una taza de agua a calentar y agrega un tallo pequeño de jengibre o unas 3 hojas de eucalipto. Deja hervir y reposar. Lo recomendable es que se beba en ayuna o antes de dormir.

4. Ajo: Es un remedio natural apoyado por la medicina holística. Sus propiedades antinflamatorias reducen la inflamación en vías respiratorias, haciendo más amenas las horas de sueño. Además, previene infecciones en amígdalas agrandadas evitando el ronquido de forma natural.

Comer 2 dientes de ajo en ayuna con un vaso de agua puede hacer que la enfermedad desaparezca.

Son muchos los motivos para encontrar un tratamiento que reduzca las probabilidades de sufrir o empeorar los efectos negativos de esta enfermedad empezando por los ronquidos, la somnolencia, la falta de energía, problemas de ansiedad emocional y estrés. Lo mejor es consultar con su médico de confianza.

Un tratamiento eficaz puede aliviar trastornos asociados a la apnea del sueño, tales como: cardiopatías, obesidad, diabetes e impedir la aparición de alergias y enfermedades bronquiales. Es decir, reduce cualquier riesgo de salud del paciente manteniéndolo con energía durante su jornada.

Juliana Guerrero 🌎

Healthy Coach y Redactora en Nutrición y Terapias complementarias. Nutrición Deportiva -Fed. Española de Aerobic y Fitness-.