+13055219440      info@theramart.com
Los tacones altos hacen que toda mujer se sienta mas glamurosa y sexy. Sin embargo, debemos plantearnos la pregunta ¿vale la pena dañar nuestra salud por lograr ese efecto en nosotras?
Los efectos en el cuerpo no los sentimos de inmediato, sino más tarde en la vida.

¿Cuáles son los efectos?

Son muchas las zonas que resultan afectadas por el uso continuo de los tacones altos, a continuación te detallamos algunas:

Los pies:

Los tacones altos empujan el peso del cuerpo hacia delante, justo sobre la parte superior de los huesos metatarsianos. Los dedos quedan extendidos de modo que no quedan en contacto con el suelo de la forma en que están destinados a hacerlo. Eventualmente esto generará callosidades, un arco metatarsiano caído e incluso nervios pinchados entre los dedos de los pies.

Los tobillos:

Estos están continuamente en flexión plantar (el pie apuntando hacia abajo), lo que impide que el talón toque el suelo tal como debería hacerlo. Las pantorrillas estarán contraídas y esto podría conducir a una ruptura del tendón de Aquiles, sobretodo si el tobillo se somete a una tensión inesperada. El tobillo, con zapatos altos, está en una posición lateral muy inestable debido a que la base del tacón alto es, a menudo, estrecho y esto puede llevar a torceduras de tobillo.

Las rodillas:

Estarán ligeramente flexionadas y no extendidas hacia el punto de carga que permite transmitir el peso del cuerpo directamente hacia abajo, a través de los huesos de la pierna y no logran la extensión necesaria en la articulación de la cadera.

Las articulaciones de la cadera:

No logran moverse a través de todo el rango necesario para caminar bien, así que todo el esfuerzo recae en un área pequeña, que tiende a deteriorarse más rápidamente (más probabilidad de desarrollar osteoartritis!).

La pelvis:

Los tacones altos tienden a exagerar la posición de la pelvis (inclinada hacia arriba o hacia abajo) lo que a su vez aumenta la lordosis (arqueado hacia adentro) en la parte baja de la espalda contribuyendo a la generación de espasmos musculares, dolor y desgaste desigual en los discos y las articulaciones de las vértebras. Es muy difícil encontrar una posición óptima para la pelvis en tacones altos.

La columna:

El resto de la columna vertebral se ve forzada a compensar mediante el redondeo de la espalda superior (cifosis) para reequilibrar el cuerpo y la cabeza a menudo se desplaza hacia adelante para corregir el centro de gravedad, lo cual puede generar dolor de cuello.

Los músculos:

Con tacones altos, el esqueleto no puede brindarle apoyo eficiente a los músculos y estos tendrán dificultades para sostenerte (a menudo causando dolor).

Los huesos:

Los huesos necesitan una alineación correcta para transmitir el peso correctamente. Cuando no están alineados, es más fácil que se desmineralicen y esto es uno de los factores que contribuyen a la osteoporosis (disminución de la densidad de los huesos).

Todo esto confunde al cerebro. El patrón normal de andar implica poner los talones en el suelo primero y de manera alterna. Cuando los dedos de los pies tocan el suelo de primero, los hemisferios derecho e izquierdo reciben mensajes erróneos trastornando la comunicación entre ellos.

Ya se que a todas nos gusta estar bellas y bien arregladas, sin embargo no podemos abusar de nuestro cuerpo, no es recomendable andar en tacones todo el dia. Lo ideal es a comprar zapatos flexibles y de tacones bajos para que el cuerpo tenga la oportunidad de trabajar correctamente.

Recomendaciones:

Para uso diario, compre zapatos con tacones no mayor a 4-5 centímetros.

Si va a usar zapatos con tacones de cinco centímetros o más, limite su uso a un par de horas al día, por ejemplo si va a salir a una fiesta o una boda. De esta manera reducirá el daño a sus pies.

Una vez que se quite los zapatos, regálele un buen masaje a sus pies y haga unos cuantos ejercicios de estiramiento, especialmente de pantorillas, de eso modo puede evitar el acortamiento de esos músculos a largo plazo.

Elija zapatos con tacones anchos ya que ofrecen mejor estabilidad.

Si usa zapatos puntiagudos, asegúrese que la punta del zapato comience más allá de los dedos de los pies.

Asegúrese de tener un poco de amortiguación debajo del empeine de sus pies.

Siga estas recomendaciones y podrá disfrutar mucho más sus preciados tacones.